'Debíamos regresar con nuestros hermanos de México': Anti Flag

La banda originaria de Pittsburgh cerró los festejos del 50 aniversario de Vans en la Ciudad de México con un mensaje para Donald Trump.

México

Pocas bandas mantienen su discurso político como Anti Flag, que la tarde del domingo se presentó en el cierre de los festejos del 50 aniversario de Vans en México en el House of Vans, Ven Doren Afternoon Special, donde la agrupación originaria de Pittsburgh fue la encargada de cerrar el evento en el Deportivo Plateros.

A pesar de que hubo cambio de sede, con pocos días de anticipación, sus fans y aquellos que asistieron a ver a Fucked Up, Wavves y los locales de Seguimos Perdiendo, Cardiel y Chingadazo de Kung Fu, terminaron por abarrotar el escenario instalado al poniente de la Ciudad de México.

"En tiempos de intolerancia y odio en la política, este es el lugar donde pertenecemos, sentíamos que teníamos que regresar con nuestros hermanos y hermanas de México; jódete Donald Trump", dijo Justin Sane en su primera intervención.

Este fue el segundo concierto de la banda en suelo capitalino durante los últimos cuatro años, pero tienen cerca de dos décadas involucrados en causas de defensa a los derechos de los homosexuales, en contra de la discriminación y han sido muy activos en actividades contra candidatos republicanos como George Bush, en su momento, y ahora ante Trump, que aumenta cada semana las posibilidades de ser candidato presidencial.

El show de Anti Flag no decepcionó a los fans que están acostumbrados a los discursos del bajista Number 2 y a su interacción junto a los que están más cerca del escenario, tampoco sucedió con los canadienses de Fucked Up, cuyo vocalista Demian Abraham destacó la experiencia de visitar la Arena México y conocer la Lucha Libre Mexicana, así como poder ver a las bandas locales antes de arrancar con canciones como "Queen of Hearts" y "I Hate Summer".

Pero antes, se vivió un momento inusual con la presentación de Wavves, pues su vocalista Nathan Williams intentó cantar las primeras canciones del set con una fuerte irritación en la garganta, pero tuvo que reconocer que era imposible y fue invitando a algunos de los seguidores para cantar. Algunos con éxito moderado y otros no tanto, pero ayudaron a sacar adelante el show, pues muchos de los asistentes acudieron en especial para verlos a ellos.

Así cerró el festejo de Vans, que incluyó la presentación de algunos miembros del Wu tang Clan a media semana, el torneo de BMX de Kevin Peraza y uno más de skateboarding en la delegación Venustiano Carranza.