"Me quedé sin voz, pero el corazón lo tengo intacto": Alejandro Sanz

El cantautor español arrancó su gira en México anoche con un emotivo concierto en el Auditorio Nacional.

Ciudad de México

Con una visible molestia en la garganta, Alejandro Sanz se presentó anoche en el Auditorio Nacional. La primera mitad del concierto transcurrió sin contratiempos, pero fue durante "Corazón Partío" que se disculpó argumentando que le afectó la altura.

Más adelante, durante "Looking for Paradise", Sanz se hizo acompañar de sus coristas para que lo salvara en los tonos altos. "Me hubiera encantado darles mucho más, pero no pudo ser. Me siento frustrado", señaló.

Y durante "No es lo mismo" hizo algunas pausas para pasar saliva mientras hacía señas a sus coristas para que continuaran la melodía.
"¡Ay, México! Me quedé sin voz, pero el corazón lo tengo intacto", se disculpó el español recibiendo el apoyo de sus fans a manera de ovación.

El espectáculo que empezó puntual se había distinguido por la interacción del cantante con sus fans; de la nueva producción que el español preparó para la gira Sirope destacó un trío de pantallas a sus espaldas que proyectaban imágenes tridimensionales y la iluminación robótica moviéndose sobre su cabeza.

"Qué alegría verles, de verdad. Hoy estaba viendo ahí fuera que tienen las fotos de todos los que han estado aquí y han puesto esta foto de las 47 veces que he actuado en el Auditorio Nacional y cada una de ellas son inolvidables", dijo al inicio de la velada.

"Este es su concierto, espero que lo disfruten y lo vamos a dar todo para que así sea. Hagan lo que les dé la gana", agregó el cantante para después hacer sonar su guitarra a ritmo de "Desde cuándo".

El escenario se tornó romántico a cargo de luces tenues y el sonido del piano que acompañó a Alejandro en "No me compares", pero fue con un viaje al pasado a cargo de un medley compuesto por "Amiga mía" y "Mi soledad y yo" y "Si fuera ella", que la audiencia liberó su éxtasis.

Su apariencia -entre desaliñada y rockera- provocó los suspiros de las mujeres, mayoría en el foro, y Sanz no escatimó en coquetería y galanura agradeciendo con sonrisas los piropos propinados por las fans más cercanas.

El concierto duró apenas hora y media, pues debido al malestar en la garganta, Sanz prescindió de tres temas programados: "Lo ves", "A que no me dejas" y "Capitán Tapón". Los asistentes esperaron con la ilusión de verlo salir de nuevo al escenario, sin embargo al poco tiempo comprendieron y se retiraron sin parecer molestos.



El plan


Hoy el cantante ofrecerá un concierto más en el mismo foro y regresará en febrero.

El Auditorio presentó localidades agotadas en su presentación de anoche

Nueve personas, entre músicos y coristas, acompañaron al intérprete en la velada.