Demuestran en Acapulco su lealtad a ‘El Potrillo’

El cantante protagonizó una gran velada en el festival musical, ante más de 13 mil personas que aunque esperaron casi 6 horas al artista, salieron felices por el show que disfrutaron
'El Potrillo' se presentó en la segunda fecha del Festival Acapulco.
'El Potrillo' se presentó en la segunda fecha del Festival Acapulco. (Cuatoscuro)

Acapulco/Enviada

Después de casi 6 horas de espera para Lourdes Lara valió la pena "soportar la lluvia, el calor, los empujones y hasta el mal humor ", pues Alejandro Fernández me complació con todas las canciones que me gustan", dijo la joven de 22 años, quien al igual que las más de 13 mil personas que asistieron al Jardín Sur del Centro internacional de Convenciones de Acapulco no dejaba de cantar, de bailar y emocionarse con la actuación de 'El Potrillo'.

Y es que el cantante salió al escenario del Festival Acapulco pasadas las 23:00 horas; tras haber disfrutado del partido de futbol entre la Selección Mexicana y su rival de Israel y haber hablado con la prensa.

No obstante, apenas entonó las primeras notas de "Cóncavo y Convexo" y la reacción de sus fans no se hizo esperar. Los aplausos, los suspiros, los gritos concentraban al unísono la admiración entre la masa humana, en cuyos rostros se proyectaba el efecto de la larga espera.

Aunque la virtuosidad de los músicos, aunada a la voz de El Potrillo y la inspiración que los compositores han concentrado en temas como: "Procuro olvidarte" y "Desahogo" llevó al paraíso a los participantes en la segunda noche del Festival Acapulco. Mujeres, hombres, adolescentes, jóvenes, maduros y de avanzada edad disfrutaban por igual del espectáculo.

No importaba si se estaba en primera fila o en una sección más alejada, pues gracias a la tecnología, a través de las pantallas y el sofisticado audio, parecía "que lo tenemos al lado" dijo Marha Rosales, otra de las seguidoras del cantante, que para entonces entonaba "A pesar de todo" y "Cenizas".

Y aunque Alejandro encontró eco en todas sus interpretaciones, lo mismo para las que integran su más reciente disco Confidencias, que para los temas que ya forman parte de su exitoso repertorio; lo cierto es que cuando cambió su saco y pantalón azules por el traje de charro y el mariachi entró a escena, la euforia se desató.

A partir de entonces la fiesta llegó a su clímax no hubo canción en la que no contará con los coros espontáneos , que rebasaban por mucho la participación de quienes lo acompañan en el escenario.

Con "Nube viajera" provocó gritos , con "Abrázame" generó suspiros entre el público que no dejaba de participar y emocionarse, como cuando les pidió "Esta no quiero que la canten, quiero que la griten".

Y es que al parecer 'El Potrillo' también se emocionó con la música mexicana; pues en más ocasiones se dirigió a sus invitados, como cuando lo hizo para hablar de su padre.

"El siempre me ha dicho lo único que te voy a dejar son mis canciones, así que aquí les voy a cantar algunos temas", dijo al tiempo de que las notas de "Las llaves de mi alma" ya retumbaban por el Jardín del Centro de Convenciones.

"Por tu maldito amor", "Mujeres divinas" y "Hermoso cariño" se integraron al repertorio que ofreció; mientras el derroche de voz y energía que entregaba en el escenario ya se proyectaban en su rostro.

Aunque aún había más, pues Alejandro continuó con sus grandes éxitos y complació y emocionó a sus invitados con su gran éxito "Como quien pierde a una estrella", antes de desaparecer del escenario tras dos horas de gran actuación.