Tarde de 'Confidencias'

Tras posponer unos días su presentación por una lesión en una pierna, Alejandro Fernández se presentó en la explanada del Coliseo Centenario ante cientos de laguneros.

Torreón, Coahuila

Aunque el concierto se postergó unos días, la cita de los laguneros con Alejandro Fernández llegó anoche en la explanada del Coliseo Centenario.

El clima fue benévolo y una brisa fresca permitió a los cientos de asistentes esperar con comodidad la aparición del hijo del gran "Chente".

A un escenario austero, subió a escena "El Potrillo" en medio de los gritos de emoción de sus seguidores, cerca de las 22:30, acompañado de músicos excelentes y en prendas de vestir oscuras, con “Cóncavo y convexo”, de su más reciente álbum “Confidencias Reales”.

Su educada voz sonó con fuerza y dio paso a “Y se me va la voz”. Su cabello peinado hacia atrás mostraba algunas canas, usaba barba, pero su aspecto era muy bueno, a pesar de que aún tiene una lesión en una pierna, motivo por el cual debió posponer su presentación en esta ciudad. 

Fernández se lució cantando sus grandes éxitos, coreados por los fanáticos.

“Que rico poder estar aquí con mis amigos en esta gira Confidencias, que gracias a todos ustedes ha sido un éxito”, y a todos la canción “Cuando digo tu nombre”.

Alejandro llenó la explanada del Coliseo. La noche fue de su voz. Algunas perdieron el glamur al llorar con canciones como “Loco”, con las lágrimas corriéndoles el rimel. Pero fue lo de menos, por que el concierto fue generoso y la noche inmejorable.