La reina del rock prendió La Laguna

Alejandra Guzmán deleitó a miles de laguneros que disfrutaron de sus canciones en la Plaza Mayor, en el marco de la celebración del 107 aniversario de Torreón y la Independencia de México.

Torreón, Coahuila

La Plaza Mayor fue estremecida por las canciones que Alejandra Guzmán le cantó a los torreonenses, esto en el 107 aniversario de la ciudad.

Fue poco antes de las diez y media de la noche, cuando "La reina del rock" apareció ante un escenario rodeado por miles de laguneros que desde hace días esperaban escuchar sus interpretaciones.

Guzmán subió comenzó a deleitar a los laguneros con las canciones de "Mírala, Míralo" y "Loca". Esto vestida con un traje negro de cuero que la hizo darse a desear con su auditorio.

Eternamente bella, Toda la mitad, Un día de suerte, Mi peor error y Volverte a amar, fueron las canciones que más disfrutaron los asistentes.

Posteriormente, los ánimos fueron subiendo de tono con la las melodías de "Un grito de noche", "La Ciudad Ardió", "Ya no soy nadie", "Un día de suerte", "Eternamente" y "Como ladrones".

Asimismo, "Eternamente bella", "Toda la mitad", "Un día de suerte", "Mi peor error" y "Volverte a amar", fueron las canciones que más disfrutaron los asistentes.

Alejandra Guzmán manifestó estar entusiasmada por regresar a esta región, la cual aseguró siempre la ha recibido de la mejor manera y que mejor de retribuirles que con su participación en los festejos de Torreón.

"Qué bonita fiesta... antes de que subiera me di cuenta que estaban muy prendidos", expresó la interprete.

Además de eso, "La reina del rock" no dejó pasar la oportunidad de bajar brevemente del escenario para estrechar las manos y recibir el aprecio de algunos de fanáticos. Ante eso, muchos no pudieron evitar tomar fotografías con su celular y cámaras para conservar en una imagen el concierto de anoche.

"Qué bonita fiesta... antes de que subiera me di cuenta que estaban muy prendidos", expresó la interprete.

También con algunas de sus interpretaciones rindió un homenaje a sus padres, Enrique Guzmán y Silvia Pinal. El concierto tuvo una duración de una hora y media, lo cual influyó para que muchos de los asistentes vivieran una noche inolvidable.

Cabe destacar que este concierto fue de las actividades de aniversario de la ciudad más esperadas, ya que desde temprana hora varias familias llegaron a la Plaza Mayor para encontrar el mejor lugar para disfrutar el concierto.

Aunque algunos por la lejanía del escenario no pudieron verla de cerca, también disfrutaron de las melodías de la cantante y fueron de igual forma tocados por las letras de la música.