Arde el Palenque de Gómez con la Guzmán

Seis mil personas corearon y gritaron sus emblemáticas canciones. Una pequeñita llegó a saludarla y para su sorpresa, la llevó al escenario y le pidió que la acompañara a cantar.
Agresiva, romántica y entregada.
Agresiva, romántica y entregada. (Twitter Alejandra Guzmán)

Gómez Palacio, Durango

El Palenque de la Expo Feria de Gómez Palacio vibró con la energía y excelente voz de Alejandra Guzmán esta madrugada fresca por la lluvia que cayó el sábado y el domingo.

Con micro falda y blusa en color blanco, al igual que unas zapatillas altas en el mismo color, la Guzmán mostró su excelente figura ante los gritos de sus fans.

Ella agradeció a la gente su presencia y saludó con gusto a los asistentes, quienes emocionados se contagiaron de la energía de Alejandra.

Fueron alrededor de seis mil personas quienes se dieron cita en el Palenque, algunos desde antes de las 23:00 horas.

"Ten cuidado con el corazón", "Reina de Corazones", "La ciudad ardió", "Ángeles caídos", algunos de sus mejores temas.

El remolino de energía que es la cantante mexicana, se acompañó de excelentes músicos y coristas, interpretando los éxitos que la han consagrado como una de las interpretes más importantes del país.

"Ten cuidado con el corazón", "Reina de Corazones", "La ciudad ardió", "Ángeles caídos", algunas más románticas, como "Rosas Rojas", fueron tan solo algunas de las canciones que la Guzmán cantó junto con sus fans.

Los que pagaron sus boletos VIP, tuvieron el gusto de acercarse a la diva y hasta tomarse fotos con ella. Una pequeñita llegó a saludarla y para su sorpresa, la llevó al escenario y le pidió que la acompañara a cantar, ante las lágrimas de la niña.

La Guzmán no dudó en brincar, agacharse y hasta tocar una tambora para poder hacer más amena su presentación, que también lució bastante gracias a las luces que la iluminaban.

Horas antes de su concierto, Alejandra Guzmán publicó en redes sociales desde un avión privado: "esta noche nos vemos con mi #tourLaGuzman1F en Durango", con la lengua de fuera, contenta.

Y contenta siguió, brindando un espectáculo de primer nivel, que disfrutaron tanto los que pagaron su lugar VIP, como los que se tuvieron que conformar con verla de lejitos.

La noche transcurrió en medio del rock and roll de la voz de La Guzmán y desde luego, la compañía de alguna cervezas, papitas, refrescos y por supuesto, aguas para estar bien hidratados y poder cantar mejor.

Por supuesto, al final nadie se quería ir, pero hasta las divas tienen que descansar. El sabor de boca que dejó Alejandra Guzmán entre los laguneros, no pudo haber sido mejor.