Abre Coachella con variedad de ritmos

La cita musical comenzó ayer con las actuaciones de Bastille, HAIM, Broken Bells y Outkast y la diversión de miles de jóvenes.

Indio, California

La magia de Coachella, que se caracteriza principalmente por su variada propuesta musical, su ambiente de fiesta y su mezcla de culturas, comenzó ayer con las actuaciones de Bastille, las hermanas Haim, Kate Nash y los dj Falcon, Mako y Lee Weels en la primera jornada de actividades del festival que se celebró, como cada año, en Indio, California.

El encuentro de ritmos rock, pop, dance y más unió a alrededor de 100 mil personas de diferentes países provenientes de ciudades de Estados Unidos, México, Costa Rica, Brasil, Japón, Francia, Chile y Argentina, por mencionar algunos.

La cita albergó para esta edición seis escenarios, una rueda de la fortuna, maquinitas de videojuegos, foodtrucks, zonas de descanso, esculturas y demás atractivos que enriquecieron las actuaciones de grupos como Wye Oak y Dum Dum Girls, que registraron una gran audiencia.

El intenso calor fue un común denominador durante todo el día y eso provocó que por todos lados se vieran minifaldas, gorras, vestidos cortos, biquinis e incluso a chicas con los senos al descubierto.

Los hombres mostraban sus torsos desnudos o bien portaban playeras sin mangas. Las bermudas, los sombreros y las sandalias también eran comunes de ver al caminar a lo largo del sitio, que sirvió de plataforma para mostrar nuevos proyectos como Tom Odell.

Asimismo, el escenario de Coachella hizo constatar la popularidad de las hermanas HAIM, quienes interpretaron temas como “Falling”, “Don’t Save Me” y “Forever”, provenientes de su más reciente disco Days Are Gone que editaron en 2013.

La presencia y carisma de la británica Kate Nash, ataviada de rosa, emocionó a varias personas, pues la intérprete se bajó del escenario para saludar a sus fans y también recetó melodías como “Topic” y “Foundations”.

No obstante, Bastille fue de los grupos que más personas atrajeron durante su presentación que duró casi una hora y en la que aprovecharon para ejecutar “Pompeii” y “Flaws”, sus más grandes éxitos en su corta trayectoria.

Los escenarios llamados Sahara y Yuma funcionaron como pista de baile, ambientadas con luces multicolores y gran sonido, mientras la mezcla en las torna mesas de dj Falcon, Mako y Lee Weels infundieron alegría a los asistentes. 

Al cierre de esta edición se esperaba la locura de beats con Zedd, la potencia de Broken Bells y el regreso inminente de Outkast.

:CLAVES

EL AMBIENTE

Desde el jueves, miles de personas llegaron para acampar en el recinto; llevaron comida y cerveza para sobrevivir durante los tres días que dura el festival.

Las esculturas que se hacen especialmente para el encuentro, como un enorme astronauta, fueron de lo más fotografiado.

Agua a 2 dólares y comida de todo tipo arriba de 5 dólares sirvieron para reanimar a los presentes durante el transcurso del día.

El Coachella Valley Music and Arts Festival se celebra desde 1999 en Palm Desert, Indio California.