Demostraron que son incondicionales

Tuvieron que pasar ocho años para ver tocar a los músicos estadunidenses en la Perla Tapatía.

Guadalajara

Más de 50 fieles admiradores del grupo 30 Seconds To Mars esperaron 48 horas para ver a sus ídolos tocar el pasado martes 21 de enero en el Patio 2 del auditorio Telmex.

 

Los integrantes del club de fans Echelon GDL fueron de los primeros en hacer fila, pero tuvieron dificultades, ya que las personas que llegaron a acampar con la esperanza de ver a la banda de cerca no les agradó la idea de que el club completo quisiera entrar antes que ellos.

 

Por fin al medio día los grupos llegaron a un acuerdo: se formaron las primeras 7 personas que llegaron temprano y posteriormente solo 25 integrantes del Echelon GDL de los 60 que estaban en espera. Para evitar más problemas decidieron utilizar un marcador para pintar en las muñecas de cada persona un número.

 

La paz y convivencia llegó cuando una chica apoyada por su mamá compartió con todos los que esperaban el anhelado concierto diversos alimentos. Las horas pasaron y ningún fan se salió de la fila. Soportaron el sol, hambre y cansancio. Algunos sufrieron mareo y se requirió la presencia de los paramédicos para revisar a laspersonas en varias ocasiones. Cuando cayó el sol, los fanáticos comenzaron a pintarse unos a otros cara, manos y espalda para resaltar entre la multitud.

 

También, la líder de Echelon Gdl Lucia, compró diversidad de artículos, como lentes, diademas, pulseras y orejas que contenían luces que parpadeaban, los cuales repartió a su grupo antes que ella ingresara a convivir con los músicos en backstage y tener el privilegio de tomarse una foto.

 

A las 19:00 horas, los fans ingresaron al patio 2 del auditorio Telmex y corrieron al escenario para tener el mejor lugar posible.  Debido a que todavía faltaban dos horas para la salida del grupo al escenario no faltaron los empujones y se sintió el calor humano. Personal de seguridad colocado abajo del escenario repartieron agua con la finalidad de hidratar a la audiencia ya que fue una orden que recibieron directa del equipo de los músicos Jared, Shannon y Tommo.

 

Antes de que el reloj marcara las 21:30, los fans gritaron a todo pulmón ¡Mars, mars! El Triad que es el logo representativo de la banda se iluminó provocando la histeria y debido a los empujones, personal de seguridad auxilió a los fans que perdieron el aire y se desmayaron de la impresión.

 

Durante el concierto, el líder Jared interactuó con la multitud, pero en todo momento estuvo atento a la seguridad, en varias ocasiones les pidió que se recorrieran 3 pasos hacia atrás para que pudieran respiran, mostrando preocupación.

 

Para cerrar con broche de oro, el vocalista invitó a subir al escenario a varios integrantes del club Echelon GDL, quienes hasta camiseta especial elaboraron para atrapar la mirada de Jared . Los fans tapatíos registraron el momento del primer concierto que ofreció la banda en Guadalajara, la cual arribó con la gira Love Lust Faith Dreams tour.Perla Tapatía