Lo que nos queda de David Bowie

Logró permanecer en la escena musical a lo largo de cinco décadas, algunos periodistas creen que lo hizo gracias a que nunca utilizó la misma fórmula y siempre estuvo en constante transformación.
El intérprete de Space Oditty falleció hoy a los 69 años víctima de cáncer.
El intérprete de Space Oditty falleció hoy a los 69 años víctima de cáncer. (Reuters)

Ciudad de México

"David Bowie murió", le avisaron a la periodista musical Julia Palacios cuando contestó el teléfono. Del otro lado estaba la locutora de un programa matutino de música que buscaba la opinión de Palacios, la periodista que logró entrevistar al artista camaleónico en 1997.

Ese año, Bowie se presentó en la Ciudad de México para dar un concierto en el Autódromo Hermanos Rodríguez y Julia Palacios pudo reunirse con él en privado, lo que recuerda de aquel encuentro es que sus nervios le impedían verlo a los ojos, pero Bowie, consciente de lo que provocaba en la gente, para la entrevista usó lentes oscuros.

"Yo sabía que probablemente iba a entrevistar si no al más inteligente, uno de los más inteligentes hombres de la escena del rock. Estuve una semana estudiando y preparándome. En ese momento yo no podía verlo a los ojos, pero él sabía que eso sucedía y que la gente se perturbaba, por lo que traía lentes oscuros", cuenta Palacios en entrevista telefónica.

Palacios le preguntó de todo menos del disco por el que estaba en México, Earthling. Prefirió cuestionarlo sobre cosas privadas, aspectos que la acercaran más con aquella figura del 'glam rock' que logró captar su atención desde su primer disco en 1967, David Bowie.

Ahí, en privado y con lentes oscuros, el intérprete de Space Oddity le contó sobre su colección de libros, su acercamiento con el arte, de dónde llegaba la inspiración para sus canciones y más.

Hoy que le hablaron a la periodista para darle la noticia del fallecimiento del artista, Palacios reconoce "he estado inconsolable".

La locutora de radio dice que de Bowie se queda con un "cachito de él" y asegura, que todos aquellos que son seguidores del inglés también se quedan con un cachito, pues su discografía aporta aspectos a la escena musical "fuera este mundo, como lo era él".

"No tenemos la menor idea de la grandeza de Bowie, no alcanzan calificativos para las aportaciones que hizo", dijo.

El cachito del que Palacios habla incluye aquella colaboración de Bowie con Mick Jagger en 1985, en donde juntos hicieron uno de los videos, que de acuerdo con la periodista, es el que más te transmite ganas de bailar: Dancing in the street.

El video fue un cover a la canción del grupo Martha and The Vandellas y se hizo con el fin de recaudar fondos para el concierto Live Aid en Reino Unido, el resultado es una producción de casi tres minutos en la que los brincos, el movimiento de caderas y los tennis Rebook, no pasan desapercibidos.

"Fue una cosa fantástica (Dancing in the street), también me encanta Let's Dance, es entrañable, son canciones que me mueven mucho y que significan mucho para mí", dice con voz temblorosa.

Para quien también Bowie marca un hito en la cultura y en su vida personal, es para el periodista y colaborador de Milenio, Iván Ríos Gascón.

Gascón admite que no recuerda cuál fue su primer acercamiento con el artista multifacético, pero asegura, que la incursión de Bowie en el cine influyó bastante en su gusto por su música.

"Fue su música y después sus películas que las empecé a ver y a tener conciencia de ellas a partir de los ochenta que ya tengo una mirada más atenta", dijo en entrevista con Milenio.

Ríos Gascón coincide con Julia Palacios en que ver a Bowie en la película El hombre que cayó a la tierra en 1976 les dio una probadita de todo lo que artista tenía por mostrar.

El escritor recuerda película emblemáticas del cantante como The Hunger de Tony Scott, en la que interpreta a un vampiro, así como el film Basquiat, en la que Bowie interpreta a Andy Warhol.

Sobre la música de Bowie y las aportaciones que hizo a la escena musical, Ríos Gascón cree que es un grande porque permaneció a través de cinco décadas siempre reinventándose.

"Lo más interesante de Bowie y de su música es que fue transformándose, él no se queda con una sola fórmula, él estuvo en constante metamorfosis".

Antes de que Bowie presentara el viernes 8 de enero el disco Blackstar, en 2013 y después de diez años de ausencia, salió el disco The Next Day, en el que Ríos Gascón reconoce, hay un sonido indiscutible de la década del 2000.

A lo largo de cinco décadas de carrera musical, Bowie hizo colaboraciones con varios artistas como Madonna, Queen, David Gilmour y Arcade Fire; algunas versiones como Under Pressure quedarán para siempre en la memoria, pero para algunos otros, como Ríos Gascón, prefieren a Bowie en solitario.

"Lo prefiero como solista, así en solitario, como siempre fue".