James Bond pierde a su hijo favorito: murió Roger Moore

El protagonista de siete de las películas del agente secreto falleció a los 89 años, en Suiza.
El protagonista de siete de las películas del agente secreto.
El protagonista de siete de las películas del agente secreto. (Especial)

Londres

Roger Moore, el desenfadado astro de siete películas de James Bond, murió en Suiza. Tenía 89 años. El actor británico falleció ayer tras una breve batalla con un cáncer, según un comunicado de su familia publicado en la cuenta oficial de Moore en Twitter.

“Con el mayor pesar, debemos compartir la terrible noticia de que nuestro padre, Sir Roger Moore, falleció hoy. Estamos todos devastados”, dijo la familia en la misiva. “Sabemos que nuestro propio amor y admiración serán magnificados muchas veces, alrededor del mundo, por personas que lo conocieron por sus películas, sus series de televisión y su apasionado trabajo humanitario”.

TE RECOMENDAMOS: Murió el actor Roger Moore, siete veces James Bond

Su estilo sosegado y su sentido del absurdo, expresados principalmente al levantar la ceja, parecían poner de manifiesto el trasfondo ridículo de las películas de Bond, en las que el apuesto agente secreto británico era tan adepto a mezclar martinis, acostarse con hermosas mujeres y ordenar comidas gourmet como a desechar a los supervillanos que trataban de dominar el mundo.

“Para mí, las situaciones de Bond son tan ridículas, tan estrafalarias”, dijo una vez. “Quiero decir, se supone que este hombre es un espía y aún así, todo el mundo sabe que es un espía. Todos los camareros del mundo le ofrecen martinis agitados, no revueltos. ¿Qué clase de espía serio es reconocido donde quiera que va? Es extravagante. Así que hay que tratar el humor de un modo extravagante también”.

Aunque nunca eclipsó a Sean Connery ante los ojos del público como el James Bond definitivo, Moore interpretó el papel del agente 007 en tantas películas como Connery, y logró hacerlo “encontrando un chiste en cada situación”, según el crítico de cine Rex Reed.

El actor, que asumió el papel en 1973 cuando Connery se cansó de hacerlo, ya disfrutaba de una larga trayectoria en el cine y la televisión, aunque con éxito mixto.

Era recordado calurosamente por los seguidores de la popular serie estadunidense de las décadas de 1950 y 60 Maverick, como Beauregarde Maverick, el primo inglés de los hermanos Bret y Bart Maverick en el lejano oeste. También protagonizó en 1959 la serie estadunidense The Alaskans.

Nacido en Londres, Moore, hijo único de un policía, estudió pintura antes de inscribirse en la Academia Real de Arte Dramático. Hizo algunos papeles pequeños en teatro y cine antes de cumplir su servicio obligatorio en el ejército, y entonces se mudó a Hollywood a principios de la década de 1950. Apareció con Elizabeth Taylor en The Last Time I Saw Paris de 1954 y con Eleanor Parker en Interrupted Melody (Melodía interrumpida) al año siguiente.

En 1970 se convirtió en director ejecutivo para producciones europeas de Faberge’s Brut Productions. Tres años después hizo su primera película de Bond, Live and Let Die (Vive y deja morir).

Claves

Lo que no sabías

• Roger Moore no tenía un interés particular en convertirse en actor; cuando era un niño soñaba con ser dibujante de historietas; de hecho, su primer empleo fue relacionado a esto dentro de una revista.

• Su acercamiento a la actuación fue en los años 40, cuando comenzó a participar en algunas cintas como extra en Inglaterra y esto despertó en él las ganas de convertirse en un actor profesional por lo que se preparó tomando clases de arte dramático en la Royal School de Londres.

• Viajó a Estados Unidos en 1953, donde fue considerado un hombre extremadamente atractivo y un excelente actor, por lo que MGM lo contrató y comenzó a aparecer en algunas cintas como The Last Time I saw París, en 1954, junto a Elizabeth Taylor.

• Fue el agente 007 entre 1973 y 1985, el papel le llegó a los 45 años y tuvo que dejarlo a los 58; durante la filmación de las películas pedía tener una dotación ilimitada de cigarrillos Montecristo y nunca realizó las escenas de acción, dejaba que sus dobles hicieran las tomas.

• Al retirarse del cine fungió como embajador de buena voluntad de la Unicef, pues Audrey Hepburn le heredó dicha y honrosa responsabilidad.