El canto de la mujer barbuda

[MUSICÓPATA]
Conchita
Conchita (Luis M. Morales)

Ciudad de México

A un año de haber ganado el Festival de la Canción de Eurovisión, con el tema Rise Like a Phoenix, la cantante austriaca Conchita Wurst acaba de presentar su autobiografía en la Feria del Libro de Londres. La estrella, que ahora es la musa de grandes modistos como Karl Lagerfeld y Jean Paul Gaultier, y embajadora mundial para la paz, el amor y la tolerancia, cuenta en su libro cómo el cantante Thomas Neuwirth se convirtió en Conchita.

Cuando uno pensaría que ya nada sorprende en el mundo del espectáculo, Thomas Neuwirth ha logrado impactar y crear polémica con su personaje musical: la cantante Conchita Wurst, una mujer barbuda de rasgos agradables, esbelta figura y melódica voz. No sé si usted ha tenido oportunidad de ver a Conchita en escena así que aquí le paso un link para que pueda saber de lo que le estoy contando: www.youtube.com/watch?v=Sao1VEJEjV4

Thomas Neuwirth nació el 6 de noviembre de 1988 en Gmunden, Austria. Después de estudiar diseño de modas, se inició como cantante en 2007 siendo parte del elenco del espectáculo Starmania. Durante un corto tiempo se incorporó al grupo juvenil Jetzt Anders!; y en 2011 comenzó a presentarse como Conchita Wurst, mujer notable por su barba.

La inclusión y el triunfo de Conchita en el Festival Eurovisión causaron gran controversia, siendo censurada por algunos de los sectores más conservadores de Europa, los que consideraron su actuación como una flagrante promoción al movimiento por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero. Sin embargo, la atención generada la estableció como ícono y vocero gay, siendo invitada a presentarse en diversos desfiles del Orgullo Gay, en el Parlamento Europeo y en la Oficina de la Naciones Unidas en Viena.

Neuwirth usa pronombres masculinos cuando se refiere a él mismo, pero cuando describe a Conchita Wurst utiliza los femeninos. Afirma que en ella se unen dos personalidades: una persona privada y un personaje ficticio, pero que ambas contrapartes —femenina y masculina— se oponen a la intolerancia.

La cantante debe su existencia al hecho de que Thomas Neuwirth, abiertamente homosexual, ha enfrentado la discriminación durante toda su vida. Y creó una mujer barbuda para cuestionar las clasificaciones de "diferente" y "normal" y desafiar los estereotipos de género.

Neuwirth ha tejido la historia de que nació en Colombia, y de ahí el nombre de Conchita, y que el apellido Wurst en slang alemán significa "no me importa". Sin embargo, otros dicen que el nombre viene de "salchicha", que en alemán se dice "wurst" y que Conchita es una forma coloquial de referirse en Colombia al órgano sexual femenino. Sea como sea, el nombre de la cantante es ya famoso por el mundo. Hoy, este singular personaje ha recibido el espaldarazo de figuras de la música, la política y el arte. Incluso el arzobispo católico de Viena le ha expresado su apoyo.

Sin duda, el fenómeno musical y social de Conchita Wurst es ya un rasgo emblemático de las sorprendentes tendencias que van marcando el paso del nuevo milenio.