“No me gusta dirigirme sola”: Arcelia Ramírez

Confiesa que el teatro sigue siendo su preferido, seguido del cine, y que la televisión aporta un gran aprendizaje; asegura que interpretar a Sor Juana Inés de la Cruz le permitirá revelar a la ...
La actriz destaca que se prepara lo más posible para sus personajes.
La actriz destaca que se prepara lo más posible para sus personajes. (Clasos)

México

El sábado 26 de marzo, Arcelia Ramírez aparecerá en la pantalla de Canal 11 con el hábito, aunque más allá de su vestimenta, la actriz se fijó como objetivo revelar el lado humano de Sor Juana Inés de la Cruz al aceptar la propuesta que le hicieron para protagonizar la producción que lleva por título Juana Inés.

Para este personaje realizó una "extensa documentación" al lado de Patricia Arriaga, la productora ejecutiva de la serie, que de alguna manera comparte en tiempos con Leticia, la mujer a la que da vida en la serie que produce Carla Estrada sobre la vida de Joan Sebastian.

Mujeres tan diferentes como lo han sido todos los papeles que ha interpretado en el teatro, donde inició su carrera; en la televisión, donde asegura que ha tenido "un aprendizaje increíble", y en el teatro, donde se siente como pez en el agua "por esa cercanía que permite con el público".

¿Qué tal la experiencia de dar vida a Sor Juana Inés de la Cruz?

Increíble, ha sido increíble por lo que representa esa mujer, pues la idea es presentar su lado humano. La propuesta fue despojarnos del mito y acercarnos a la mujer llena de contradicciones, de virtudes, de defectos de travesuras, de sentido del humor. La idea era conocer a la mujer.

Una mujer que además tuvo que tener la fuerza, el coraje y la valentía para superar todos los frenos, todos los obstáculos de su tiempo; así que estamos revelando una personalidad que va más allá de la imagen de los billetes de 200 pesos.

¿Hay identificación con el personaje?

De alguna manera siempre existe con mis personajes, en este caso te puedo decir que me identifiqué con ella en su coraje, en su ímpetu por la vida.

¿Implicó una preparación especial?

Siempre he tratado de preparar lo mejor posible cada interpretación. En este caso fue mucho trabajo de equipo, pues tras analizar al personaje, estudiarlo y comprenderlo se hizo mucho trabajo de mesa con Patricia Arriaga, veíamos cada capítulo y lo analizábamos para lograr el objetivo deseado opinar, sobre lo que estábamos haciendo, pero sobre todo mejorarlo, para lograr la calidad que se propuso.

De manera simultánea das vida a una mujer muy diferente, como lo es Leticia, la primera esposa de Joan Sebastian y madre de sus primeros hijos en la serie donde Carla Estrada aborda la vida del compositor. Vivir esa versatilidad es una de las peculiaridades de tu profesión...
Así es, la actuación te brinda la oportunidad de dar vida a personas muy diferentes, a veces muy distantes a tu personalidad, a veces cercanas; pero siempre resulta atractivo contar historias distintas. En este caso, estamos hablando de dos mujeres reales, que si bien es cierto que son muy distantes en sus personalidades, también es cierto que coinciden en que fueron personas que existieron.

¿Cómo surge la oportunidad de participar en la serie de Joan Sebastian?

Carla Estrada me llamó y me hizo la invitación. De hecho es mi reencuentro con ella, luego de que ella fue quien me dio la primera oportunidad en las telenovelas cuando me invitó a De frente al sol y luego en Más allá del puente, gracias al éxito que tuvo la primera trama y se realizó la continuación.

Sin embargo, por los números que se registran en el historial de tu trayectoria, pareciera que el medio que prefieres es el cine, donde has hecho historias como 'Como agua para chocolate', 'La mujer de Benjamín', 'Cilantro y perejil', 'Sexo, amor y otras perversiones', Crónica de un desayuno... por citar algunas.

La verdad, el teatro es el medio que más cerca siento, que es de donde parte todo, por esa comunicación directa e instantánea que permite con el público, porque estás ahí frente a él viendo su reacción inmediata, percibiendo lo que siente con tu actuación; y de igual manera él está frente a ti, y te está viendo.

El cine es otra cosa, es más la relación con la cámara, porque todo el tiempo estás trabajando frente a ella; porque es la cámara la que capta la interpretación, la sensibilidad que está proyectando el personaje.

¿Qué hay con la televisión?

La televisión es otro sistema, requiere de más tiempo, son largas jornadas, grabas más de 20 escenas en un día, entonces el trabajo es muy rápido y no es tan profundo; sin embargo, tiene su complejidad el uso del apuntador, el ritmo, la rapidez con la que se trabaja; te da un gran aprendizaje.

Ahora la forma de cómo se están trabajando las series es muy interesante, porque en televisión se está haciendo cine, y creo que esa situación es muy enriquecedora.

Volviendo al cine, has trabajado con destacados cineastas, Arturo Ripstein ('La calle de la amargura'), Alberto Cortés ('Ciudad de Ciegos'), Carlos Carrera ('La mujer de Benjamín'), Busi Cortés ('El secreto de Romelia'), ¿con quién te falta y te gustaría hacerlo?

La dirección es un trabajo muy importante, en mi caso es básico, porque es quien va a encaminar tu desempeño, va a proponer.

Me gusta opinar, proponer, pero siempre debe haber alguien que tenga el objetivo preciso de la historia que quiere contarse, y ese es el director quien además sabe lo que puedes dar y cómo sacártelo. A mí nunca me ha gustado dirigirme sola.

¿Y con quién me falta?, ¡uff! ¡Qué pregunta! Son muchos, hay mucha gente talentosa, son muchos nombres. Luis Estrada es alguien con quien me gustaría trabajar.

Si tuvieras que definir la película que iniciaste cuando subiste por primera vez al escenario y que desde los 80 vienes protagonizando, ¿qué dirías?

Definir no sé, francamente no sé cómo definirla. Solo te puedo decir que ha sido una pasión.