"Game of Thrones", la "familia real" en la Comic Con de Brasil

La actriz Natalie Dormer habló sobre la última temporada de la serie de HBO y la importancia de la equidad de género durante su intervención en la expo.

São Paulo, Brasil

El esplendor de la cultura pop se ostentó en la tercera edición de la Comic Con Experience 2016, que se realiza en São Paulo, Brasil, y que en su primer día de actividades tuvo un panel dedicado a la serie de HBO Game of Thrones.

La inglesa Natalie Dormer, quien interpreta a Margaery Tyrell, se convirtió en la reina al hablar sobre su participación en esta producción que ha sido vista por millones que se hermanan para seguir capítulo a capítulo la trama.

Game of Thrones es una gran familia enfrente y detrás de la cámara. Es un gran privilegio ser parte de esto, sobre todo, en un momento donde los fanáticos han hecho el fenómeno que es Game of Thrones. Es una comunidad global en un mundo fantástico. No importa de qué país seas, puedes encontrarte con nosotros”, mencionaba la actriz mientras cientos aplaudían y asentían con la cabeza cada frase que ella decía.

“Soy una chica afortunada porque hago actividades para explorar diferentes tipos del mundo en el que vivimos”, remataba la actriz consciente de que su rol como personaje mediático puede servir para derribar barreras, una de ellas, la igualdad de género.

“Hoy en día ya hay una evolución en temas como en Game of Thrones o Los Juegos del Hambre. El showbusiness ha cambiado y más mujeres han probado que pueden hacer el mismo dinero o más del que hacen los hombres. Buscamos igualdad y más historias qué contar.

“Y yo solo sé que si eres un humano, eres un humano y ya. No importa si tienes una vagina o un pene. Sigues amando, sigues teniendo miedo, sigues llorando, puedes ser frágil o puedes ser fuerte. El género es irrelevante, para mí no importa quién sea qué. Pienso que las personas deben enfocarse más en una historia”, destacó.

Y como si fuera un auténtico estadio de futbol, la gente la ovacionaba y parecían estar de acuerdo al unísono, después de haber visitado durante el día cada uno de los stands, que precisamente variaban en propuestas en cuánto a las producciones que vienen para el próximo año.

Los fanáticos llegaron desde temprano ansiosos a la convención a la que en promedio asisten más de 150 mil personas, durante cuatro días dedicados cien por ciento al entretenimiento. Se abarcan numerosos contenidos acerca de cómics, series de televisión y películas, aunque también se hace una auténtica fiesta entre los que se personifican y los que son acérrimos seguidores de lo geek.

Las filas kilométricas para entrar fueron la constante y desde un inicio, los cosplayers aparecieron con atuendos de superhéroes y personajes de ficción de los videojuegos y del anime. La comunidad estaba hecha. Se encontraban a cada paso Harley Quinns para ellas y The Jokers para ellos, mientas que en los stands se ofrecían juegos y artículos de colección para llevarlos a casa.

Otros solo preferían ver con ilusión por los altos precios que llegaban a pedir como un halcón milenario de Star Wars arriba de los mil dólares.

También estaban las exhibiciones especiales como las armaduras de Los Caballeros del Zodiaco que sin duda causaron gran impresión o las figuras tamaño real de Hulk y Spiderman. Otros se fueron por los artículos edición especial de Harry Potter o los atuendos de los protagonistas de Breaking Bad.

Las selfies, las historias de Instagram o los Snapchats ya son parte del lenguaje común al estar en un evento así. Siempre con los celulares en mano, todo era motivo para ser grabado o fotografiado. Desde los trajes originales de Superman, o Batman hasta el trono de Game of Thrones en el que, por lo menos ayer, se sentó la actriz Natalie Dormer, pues fue ovacionada hasta sus últimos minutos en la Comic Con Experience.