Filmar con Ridley Scott, sueño de Demián Bichir

El histrión resaltó la importancia de formar parte de una superproducción como "Alien, Covenant".
Trabajar con el director ha sido un sueño cumplido para el actor.
Trabajar con el director ha sido un sueño cumplido para el actor. (AFP)

Los Ángeles

La meteórica ascensión de Demian Bichir en Hollywood alcanza una nueva cima con Alien, Covenant, el nuevo trabajo de Ridley Scott, que supone la primera superproducción en la carrera del actor mexicano tras haber participado en The Hateful Eight, de Quentin Tarantino.

“Trabajar con Ridley Scott estaba en mi lista para Santa Claus”, dijo entre risas el intérprete en una charla con medios locales.

“Es alguien que cree en traer el mejor talento posible y en la colaboración. Es el comandante en jefe y te hace sentir muy seguro siempre”, explicó.

Alien, Covenant, que estrena el 19 de mayo, funciona como secuela de Prometheus (2012) y precuela (aún distante) de Alien (1979), la segunda película en la filmografía de Scott, un perfecto artefacto de terror que se convirtió en clásico y con el que cimentó su condición de maestro del séptimo arte.

Michael Fassbender (con doble papel), Katherine Waterston, Billy Crudup y Danny McBride completan el reparto.

En esta nueva entrega de la franquicia, la tripulación de la nave Covenant descubre lo que parece ser un paraíso inexplorado de la galaxia, pero que, en realidad, es un peligroso mundo cuyo único habitante es el androide David (Michael Fassbender), superviviente de la expedición Prometheus.

Bichir encarna al sargento Lope, un militar experto en situaciones límite.

“Mi trabajo es asegurarme de que el grupo completa la misión sin un rasguño. Sí, lo sé, buena suerte con ello”, confesó animado el artista, contento de encarnar a un personaje homosexual, armado hasta los dientes y tan viril como el que más dentro de la tripulación.

“No remarcamos el hecho de que sea gay”, reconoció el actor, cuyo personaje en la ficción está casado con el sargento Hallett (Nathaniel Dean). “Uno espera que para la humanidad, en el futuro, esto no suponga un problema. Son buenas personas, que se quieren y que son unos soldados brillantes”, agregó.

Uno de los motivos por los que Bichir disfrutó tanto del rodaje, más allá de trabajar con Scott, fue el poder desplazarse a lugares recónditos de Australia y Nueva Zelanda durante los 74 días de producción, por muy difíciles que fueran las condiciones climatológicas.

“Ridley es un guerrero. No le tiene miedo a nada y hay que estar preparado, porque es incansable. Te sientes en la obligación de, al menos, tratar de igualar su nivel de energía y entusiasmo”, finalizó el actor.

CLAVES

TODO UN CLÁSICO

Alien, Covenant es la sexta entrega de la saga tras Alien (1979), Aliens (1986), Alien 3 (1992), Alien Resurrection (1997) y Prometheus (2012).

Otras historias que tienen también al personaje fueron Alien vs. Predator (2004) y Aliens vs. Predator: Requiem (2007).

Los estudios esperan que esta nueva producción de la saga supere los 400 millones de dólares en ganancias de su predecesora Prometheus.