Dan el último adiós a Columba

Durante el servico funerario de la actriz fue notable la ausencia de figuras y miembros de la cinematografía nacional; solo acudió su familia y Jorge Sánchez, director de Imcine.
Fue enterrada ayer en Mausoleos del Ángel.
Fue enterrada ayer en Mausoleos del Ángel. (Clasos)

México

El sepelio de Columba Domínguez tuvo lugar ayer en Mausoleos del Ángel, sitio en el que también reposan los restos de quien fuera su esposo, Emilio El Indio Fernández; previamente velaron su cuerpo en una funeraria en el sur de la ciudad.

Domínguez tuvo una última voluntad, “no quería ser cremada”, por ello se le dio sepultura junto a otros íconos de la cinematografía nacional, luego de que perdiera la batalla a los 85 años a causa de un paro cardiaco y diversas complicaciones médicas.

“Entró al hospital por diferentes complicaciones, como neumonía, pero fue por la edad y un paro cardiaco lo que ya no superó, tenía 85 años, pero se fue tranquila y rodeada de su familia y amigos”, dijo en entrevista Ángel Orduña, sobrino de la actriz.

Hace un par de semanas se había reportado una mejoría en su salud, “estuvo dos semanas en terapia intensiva, luego le vino una complicación y volvió a recaer, tenía muchas fallas propias de la edad, pero por fortuna vivió como quiso”, añadió Orduña.

Columba fue contemporánea de Dolores del Río y María Félix, pero su adiós no estuvo rodeado del glamur que desbordaba en la pantalla; su velorio estuvo enmarcado por la ausencia de compañeros de pantalla, solo Jorge Sánchez, director de Imcine, se hizo presente para dar el pésame a los familiares.

“Aún no tengo claro qué vamos a hacer, pero por supuesto que organizaremos algunas retrospectivas sobre su obra en conjunto con la Cineteca Nacional, es una actriz que deja un legado importante. Es triste que no vinieran compañeros, pero a veces la memoria nos traiciona”, destacó Sánchez respecto a la ausencia de gente del cine.

Pero esta no fue razón para opacar la tranquilidad con la que los familiares de Domínguez la despidieron; “fue la artista del pueblo, una gran actriz, la calidad de su trabajo se medía con el corazón, ella era la mujer más feliz del mundo”, dijo Néstor Domínguez, el último de ocho hermanos que le sobrevive.

“Ella no tuvo un maestro de artes dramáticas, la conoció El Indio Fernández cuando ella tenía 16 años, la invitó una amiga extra; en ese momento comenzó su carrera. A los 18 se casó con él y trabajaron juntos, una de sus cualidades era que tenía una memoria fabulosa”, añadió Néstor, hermano mayor de la actriz. 

Claves

El servicio

- Aunque todo estaba previsto para trasladar el cuerpo a Mausoleos del ángel, un mal entendido entre los familiares de la actriz y  la Asociación Nacional de Actores retrasó el plan por alrededor de dos horas. No había tumba disponible.

- Yolanda Ciani, representante de Previsión Social de la Anda, explicó que trabajaba el asunto y dos horas después dio solución a los familiares, para que en punto de las 16:00 horas de ayer, se trasladara el cuerpo para darle sepultura.