Durante robo, "me preparé mentalmente" para una violación: Kim Kardashian

En un episodio de "Keeping Up with the Kardashians", la modelo relató que uno de los ladrones le tapó la boca y le puso la pistola en la cabeza cuando ella estaba en la cama.
A principios de este mes, la estrella rompió su silencio sobre el asalto en un adelanto del reality show de su familia.
La modelo habló sobre su asalto en su reality show. (AP)

Los Angeles

Kim Kardashian West dijo que se "preparó mentalmente" para una violación mientras era retenida a punta de pistola durante un robo de joyas en París el año pasado.

Kardashian West habló del incidente en el episodio de la serie de E! Keeping Up with the Kardashians que se transmitió anoche.

Dijo que dos ladrones que usaban uniformes de policía entraron a su cuarto de hotel el pasado octubre. Uno de ellos le tapó la boca con cinta de embalar mientras ella estaba en la cama, la tomó por las piernas y la jaló hacia él. Dijo que no la violó, pero que le puso la pistola en la cabeza.

Kardashian West dijo que los hombres la cargaron y la pusieron en una tina antes de fugarse con las joyas.

"Aprendí algunas lecciones valiosas" de esta experiencia, tuiteó el domingo.

TE RECOMENDAMOS: Kim Kardashian detalla robo: "sacó un arma y le mostré el anillo"

En su relato, Kim contó que eran las 4:30 de la mañana cuando escuchó que llamaban a la puerta de su cuarto. Dos hombres vestidos de policías tomaron al conserje y lo obligaron a abrir la puerta.

En el robo, los hombres le quitaron a la modelo de 36 años un anillo de cuatro millones de dólares, regalo de su esposo Kanye West, informó The Hollywood Reporter.

La modelo notó que ambos estaban armados y pensó en las posibilidades: "¿Correré por las escaleras y me dispararán por la espalda?", recordó Kardashian y aseguró sentirse acorralada al notar que "no había forma de salir".

Uno de los ladrones la llevó a la cama y le tapó la boca con cinta adhesiva, recordó Kim y confesó que era un momento para el que se estaba preparando.

"Éste es el momento en que me van a violar. Me preparé mentalmente, pero no lo hizo", dijo la estrella del reality show, pero continuó la preocupación de que la mataran en ese instante.

"Sólo recé por que Kourtney tuviera una vida normal después de ver mi cadáver en la cama", mencionó entre lágrimas.

Al final, los hombres sólo la dejaron atada en la bañera y salieron con un botín de cerca de 10 millones de dólares, según lo reportado por la modelo a la policía.

Antes de que el reality fuera transmitido, Kim Kardashian tuiteó que el episodio sería "muy difícil" para ella. A la par, agregó que ha compartido mucho de su vida con la que "probablemente fue una de las experiencias que más cambiaron" su vida.


Del mismo modo, agradeció el apoyo de sus amigos y el esfuerzo de la policía francesa.



Puedes ver un adelanto del último capítulo aquí.



VMM