Disfrutan el peso de sus personajes en "El rey león"

Timón, Pumba y Zazú, tres de los "puppets", hablaron de la complejidad de su interpretación.
El reconocido “Hakuna Matata” llegará con Timón y Pumba, interpretados por Poncho Borbolla y Sergio Carranza  además de Ricardo Zárraga como Zazú.
El reconocido “Hakuna Matata” llegará con Timón y Pumba, interpretados por Poncho Borbolla y Sergio Carranza además de Ricardo Zárraga como Zazú. (Alfonso Manzano)

México

Detrás de la fluidez con que transcurrirá la puesta en escena de El rey león, a partir de mayo en el Teatro Telcel, está el esfuerzo de los actores que se preparan para maniobrar ágilmente los puppets de cada personaje.

El reconocido “Hakuna Matata” llegará con Timón y Pumba, interpretados por Poncho Borbolla y Sergio Carranza, respectivamente; pues la inseparable pareja de la película animada de Disney cobrará vida en el escenario gracias al entrenamiento previo de los actores que ensayan hasta diez horas al día.

Quince kilos de metal y tela debe cargar Sergio para meterse en la piel de Pumba, uno de los puppets más pesados y complejos por el movimiento de diferentes extremidades del cuerpo al mismo tiempo.

“En los primeros ensayos terminaba exhausto, significaba un reto controlar el peso, mover mis piernas, que son las del jabalí; moverle los ojos, las orejas, abrir la boca, ver que tenga un equilibrio. Conforme pasa el tiempo creas condición física, se vuelve menos cansado y hasta los movimientos son naturales”, explicó el actor.

Aunque el mayor atractivo de Timón está en las multifacéticas expresiones de su rostro, el reto para Poncho Borbolla ha sido conectarse con el puppet de aproximadamente metro y medio de estatura y ocho kilos de peso.

“Está conectado a mi cuerpo: mis pies a sus pies, con las manos muevo sus manos y mi cabeza está conectada a la suya. Ha sido muy difícil porque aunque el puppet está ligado a mí, es toda una nueva dinámica de movimiento para actuar, no sientes la libertad de cuando mueves tu cuerpo. No hay como tal una preparación, hemos tenido ensayos donde el director da instrucciones y sesiones en espejos en solitario”, detalló.

Aunque en apariencia Zazú es el más maniobrable de los títeres, con un peso aproximado de dos kilos, Ricardo Zárraga necesita fuerza en el brazo izquierdo para mantenerlo en un ángulo de 90 grados y sostenerlo, mientras que con el otro manipula sus movimientos.

“Las posibilidades que tiene no son tantas, con una mano controla las alas, con la otra el cuello y cabeza y con los dedos la boca y los ojos. La posición es pesada después de un rato. Al término de las primeras sesiones y metía los brazos en agua con hielos para desinflamar”, declaró.

Los tres actores saben de la responsabilidad que tienen por ser El rey león una historia grabada en el inconsciente colectivo, por lo que valoran estar a cargo de tres de los personajes más emblemáticos.

“Yo fui a ver esta película cuando era niño y siempre ha sido algo muy importante para mí. Me gusta mucho ahora la obra de teatro; es un sueño hecho realidad y representa una gran responsabilidad, Pumba es un personaje que todos recuerdan. Es un gran gusto dar vida a este personaje”, dijo Sergio.

Por su parte, Ricardo recién conoció a Zazú y disfruta del descubrimiento del personaje: “Yo no vi la película de niño, viví el proceso de audiciones sin saber quién era, me fui encontrando con Zazú en el camino”, aseguró.