Trasciende la leyenda de la Dama en México

“Estoy perdidamente enamorado de La dama de negro, es una mujer maravillosa que me ha cuidado y tratado increíblemente": Rafael Perrín.

México

Entre saludos, bromas, amables reclamos por olvidar una línea y una cátedra de actuación, Rafael Perrín dirigió al elenco  (Odiseo Bichir, Juan Carlos Colombo, Otto Sirgo y Alejandro Tommasi) que se reunió para ensayar su participación en el gran festejo por los 20 años de La dama de negro, cita en la que todos tuvieron la misma idea en mente: celebrar que la leyenda de su dama ha logrado superar al tiempo.

“Estoy perdidamente enamorado de La dama de negro, es una mujer maravillosa que me ha cuidado y tratado increíblemente, me permite seguir divirtiendo y asustando a mi país que tanto quiero”, aseguró Perrín a ¡hey!

Para el también actor, la convocatoria que logró para la función especial de esta noche fue un logro, que se tradujo en momentos “muy divertidos. Ver a tantos amigos, la clase de actores que son todos, con razón llevamos 20 años, porque siempre han estado en el escenario grandes”.

El “antes y después” en la carrera no es un sentimiento único para el director, se unen a él los histriones que han puesto su pasión, vocación y disciplina al servicio de una dama lúgubre, que tortura a los personajes y al público, aunque al mismo tiempo les ofrece una catársis, consideró Odiseo Bichir, quien es parte del montaje desde hace ocho años.

“Es una parábola en la que al principio Arthur Kipps está hecho pedazos, pero a lo largo del montaje se va entusiasmando y liberando algo de sí mismo; también le pasa mucho al espectador que trae algún pesar en su vida, se mete a esta obra y por unos instantes se olvida de sus problemas y al mismo tiempo los libera”, consideró Bichir.

Con una historia de nueve años juntos, Juan Carlos Colombo experimenta el terror solo en escena, pues distinto a otros compañeros, “no he vivido ninguna situación extraña, siempre ha sido muy gozosa”, aceptó; sin embargo, consideró que el único misterio de La dama de negro es “cómo durar 20 años ininterrumpidos, pero tiene que ver con que el público participe mucho”.

La idea de hacer esta reunión fue de Otto Sirgo, quien será el primero en subir a escena y tendrá un doble reto.

 “La escena nunca la dominé. Lo hizo a propósito Perrín, porque me equivocaba con el nombre de las estaciones.

“Nunca había hecho ni he vuelto hacer una obra de suspenso o misterio, para mí era muy importante hacer La dama de negro (…) Por primera vez nos juntamos todos, fue muy divertido y coincidimos que nadie se acordaba de nada”, apuntó Sirgo.

En la velada también rememorarán su paso por La dama de negro Carlos Bracho, Benjamín Rivero, Ricardo Morell, Fabián Lozano, Mauricio Barcelata y Alejandro Tommasi, quien enfatizó que “con cada compañero, con cada grupo, la obra tiene un carisma muy especial, porque ella es la estrella”.

DAMAS DETRÁS DEL TERROR

A lo largo de estos 20 años, Lupita Adriana, Luz Alicia Anduaga y Patricia Perrín han encarnado a la figura fantasmagórica.

“Para mí ha cambiado mi vida totalmente, le tengo mucho respeto a Jennet Humphrey, le pido permiso para interpretarla”, expresó Lupita Adriana.

Para Anduaga, en el montaje “lo más complicado es la precisión”.

Y Perrín destacó: “En esta obra jalas energías diferentes, cada función es de adrenalina, nunca sabes quién te va a patear, jalarte el velo, gritar cuando no toca y es parte de la diversión”. 

Claves

El pilar de la obra

- Rafael Perrín aceptó que Germán Robles es “la columna vertebral de esto. Siempre diré que La dama de negro es la dama de Robles”.

- En el tributo a Robles “se oirá su voz y sacarán una imagen de él, para que la gente lo recuerde y, como siempre, le aplauda”. adelantó Perrín.