Rebecca de Alba comparte sus glorias

La conductora abrió ayer su venta anual a favor de personas con cáncer; confesó que en algún momento ha tenido que parar y replantear su futuro.

México

Rebecca de Alba se ha caracterizado por su interés en los niños, jóvenes y en general por personas que padecen cáncer y los ha apoyado a través de la fundación que lleva su nombre. Cada año realiza una venta de ropa y accesorios para conseguir ingresos.

Que la conductora destine parte de su economía al altruismo radica en que en su adolescencia careció de apoyo y ahora que es una mujer destacada desea compartir sus glorias.

Actualmente, de Alba ofrece conferencias donde comparte su experiencia de vida y las dificultades a las que se enfrentó para alcanzar sus sueños cuando a los 13 años quedó huérfana de padre.

“Me han pedido conferencias sobre el empoderamiento de la mujer y les platico cómo no había economía para los estudios y vivía en el estrés de tener que sacar 9.5 o 10, si no perdía la beca”, compartió la conductora zacatecana.

“Como te ven hecha creen que siempre has sido así, pero hay un antes; mi primera chamba fue a los 13 años en la oficina de un dentista, me ganaba unos pesos y de poco en poco vas emprendiendo una economía, porque tienes un sueño”, agregó.

Para Rebecca sus logros no fueron heredados, y ya que las conferencias que ofrece son enfocadas principalmente a jóvenes, les aconseja tener claros sus ideales y no tener miedo de experimentar, picar piedra y ser honestos.

Ayer inauguró la novena venta anual en la Boutique Frattina, ubicada en Presidente Masaryk 420, colonia Polanco, misma que permanecerá abierta hoy hasta las 8 de la noche, para que el público se sume a su causa al comprar alguna ropa, zapatos o accesorios.

Al hablar con la prensa compartió que para mantener vigente su causa ha tenido que innovarse, ejemplo de ello es que sumó a diseñadores mexicanos.  “Un evento de esta naturaleza lo debes cuidar mucho, porque no creo que en otras circunstancias hubiera durado más de cuatro años; debes tener novedades, estructurarlo mejor, hacerlo profesional y tener una ideología detrás y un mensaje muy directo”, dijo.

“Desde el inicio es una venta con causa que ayuda a personas que padecen cáncer, y quienes vienen cada año, las marcas y los diseñadores mexicanos lo hacen posible”, agregó la conductora zacatecana.

LA CONDUCTORA VIVE LOS CAMBIOS DE LA TV

De Alba confesó que en el aspecto laboral y personal ha atravesado por momentos en los que ha necesitado detenerse para redirigir su camino, y los cambios en la televisión le cuestionan su permanencia en pantalla.

“Yo ya hice de todo, puedo seguir haciendo, pero los formatos de antes ya no están, los personajes del siglo pasado tampoco, venimos del siglo de los grandes inventos y grandes personajes como el Tío Gamboín, la inocencia de El Chavo, el sentido del humor puro... teníamos otro tipo de contacto.

“Ahora es una generación distinta. Le tengo mucho respeto al público, pero lo que uno hace en la vida debe ser para uno mismo sin esperar aprobación de los demás”, destacó.

Con información de: María José Cantú/México.