Mezcla de drogas provoca muerte de Philip Hoffman

El actor fue encontrado en su casa de Manhattan con una aguja todavía clavada en el brazo
El 2 de febrero fue encontrado muerto en su casa de Manhattan con una aguja todavía clavada en el brazo.
El 2 de febrero fue encontrado muerto en su casa de Manhattan con una aguja todavía clavada en el brazo. (AP)

Nueva York

La muerte del actor estadounidense Philip Seymour Hoffman fue causada por intoxicación debido a una mezcla de drogas, incluyendo heroína, cocaína y anfetaminas, anunció la oficina del médico forense de Nueva York.

El actor, ganador de un Óscar por su interpretación de Truman Capote, fue encontrado muerto en su casa de Manhattan con una aguja todavía clavada en el brazo el 2 de febrero a la edad de 46 años.

La "causa de muerte: intoxicación aguda debido a una mezcla de drogas, que incluyen heroína, cocaína, benzodiazepinas y anfetaminas", indicó en un breve comunicado el portavoz del médico forense. Las benzodiazepinas son medicamentos psicotrópicos utilizados especialmente en el tratamiento de la ansiedad y el insomnio.

En el apartamento del actor en Greenwich Village se encontraron más de 50 bolsas de heroína así como jeringas y medicamentos.

Hoffman era uno de los actores más valorados en Hollywood y uno de los chicos queridos por el cine independiente y su muerte causó una gran conmoción en Estados Unidos por el perfil de sus personajes como sicópatas gordos y sudorosos, de rostro enrojecido y respiración pesada.

Entre sus personajes más sobresalientes se encuentran en ‘Happyness’ cuando interpretó a una desagradable persona disfuncional que se ofrece a los desconocidos por teléfono convencido de que es el hombre menos deseable del mundo; en ‘Boogie Nights’ es Dirk Diggler, una lamentable estrella porno, mientras que en ‘Punch Drunk Love’ es un chantajista que dirige líneas telefónicas eróticas; en ‘The Big Lebowski’ es un acólito grasoso de risa grotesca, y en Capote ganó un Oscar por su encarnación del escritor Truman Capote.

En su primera película como director, ‘Jack Goes Boating’ interpretó a un personaje no muy heroico, él era Jack, un chofer de limosinas, soltero, inútil y tímido.

El artista, rubio y corpulento, había rodado una cincuentena de películas, como "Boogie Nights", la saga "Juegos de Hambre", "Magnolia", "The Master", o "El talentoso Sr. Ripley".

Había reconocido tener graves problemas de droga y alcohol cuando tenía 20 años, pero haberse desintoxicado y no haber vuelto a tener problemas en 23 años. Volvió a recaer en 2012 y se sometió el año pasado a una cura de desintoxicación de 10 días. Era padre de tres niños.