Pharrell Williams llega a la ONU en el Día de la Felicidad

El cantante habló sobre el tema 'Los jóvenes en apoyo de Acción por el Clima'.

Nueva York

El podio de la ONU ha sido escenario de incontables discursos, unos apasionados y otros aburridos, pero este viernes no tenía líderes mundiales sino niños que se arremolinaron en torno al orador: Pharrell Williams, el autor del himno a la felicidad 'Happy'.

La estrella del rap pop habló en la Asamblea General de la ONU en el "Día Internacional de la Felicidad" sobre los peligros del cambio climático.

Tras su discurso, la canción 'Happy' comenzó a sonar en los parlantes de la usualmente solemne sala de audiencias y docenas de niños y adolescentes corrieron hacia él para tomarle fotos con sus teléfonos y con la esperanza de verlo bailar el tema cuyas imitaciones inundan YouTube desde todas partes del mundo.

Los guardias de seguridad de la ONU intentaron contener a la multitud temiendo una estampida y un oficial tomó el micrófono urgiendo a todos a sentarse.

Williams ha estado trabajando con el exvicepresidente y adalid de la causa medioambiental Al Gore. Su idea es organizar conciertos mundiales en junio para ejercer Apresión con el fin de que se adopte un acuerdo sobre cambio climático, que tiene apoyo de la oNU, en una conferencia sobre el tema a fines de año en París.

"Deben saber que la felicidad es su derecho de nacimiento", dijo Williams a los cientos de niños en la asamblea, cuyos carteles ponían el hashtag "#HappyPlanet" (planeta feliz) en lugar de los usuales nombres de los países miembro de la ONU.

"Si no cuidamos nuestra casa, no tenemos dónde vivir, así que tenemos que evolucionar de cambio climático a acción climática", dijo el músico.

El activista medioambiental Philippe Cousteau --nieto del explorador francés Jacques Cousteau-- se unió a Williams para advertir sobre los efectos del cambio climático y apuntó al rápido derretimiento de los hielos y al ciclón Pam, que recientemente desoló la isla Vanuatu en el Pacífico.

"Lo que más asusta del cambio climático es que todas nuestras predicciones han sido demasiado conservadoras", dijo Cousteau.