Perrín llevará a escena realidad de los dementes

El productor se documenta para crear una nueva historia que conmocione al público, basada en hechos verídicos.

México

Rafael Perrín sabe que no es fácil posicionar el género de terror en el teatro en México, pero mantener La damade negro en el gusto del público durante 21  años lo convence de tener las bases necesarias para ofrecer a los espectadores un suspenso que vaya más allá de los monstruos y fantasmas.

La mayor apuesta del productor para el segundo semestre de 2015 será una obra original escrita por Mauricio Pichardo, donde se relate la realidad de las personas dementes que realizan actos injustificables socialmente, para lo que se prepara estudiando casos verídicos.

“Estamos buscando una nueva aventura de terror, pero aún estamos en pláticas. Visitando reclusorios donde están los reos con problemas psiquiátricos; porque será basada en hechos reales. Queremos crear un concepto diferente”, declaró Perrín.

Convencido de que la originalidad da un peso importante a las historias, Perrín no escatima esfuerzos para conseguir, con Pichardo, la documentación para crear su historia, por lo que no descarta internarse en un hospital psiquiátrico para prepararse.

“Hemos dicho hasta mentiritas (para ver a los enfermos), como que somos parte de un grupo médico y nos colamos a hacer cosas. Tienes que hacer trampa para poderte adentrar en ese mundo. Tengo contactos, amigos médicos que se interesan porque lo estamos manejando con mucha seriedad, aunque será un espectáculo, no queremos hacer algo que ofenda o que no sea cierto.

“No utilizaremos nombres reales, pero queremos empaparnos de las experiencias, esto es un trabajo de búsqueda donde te metes al campo para documentar los personajes, hay quienes incluso se internan en psiquiátricos, no sé si llegaré a eso, pero sí es necesario lo tendré que hacer para prepararme concienzudamente; yo sí creo en que la única manera de representar las cosas es rodearte de la realidad de la gente”, aseguró el productor.

En la primera etapa del estudio, Rafael se ha sorprendido con lo conseguido, por lo que confía en que será una historia de interés .

“Hay personas que piensan que están poseídas, pero lo que tienen es un problema esquizofrénico muy fuerte. Platicas con ellos y te estremeces al darte cuenta de cómo viven esa realidad, sales diciendo, ‘¡ay, Dios!, ¿sí estará enfermo o estoy viendo una cuestión paranormal que no alcanza mi cerebro a definir?’.

“Platiqué con una señora ‘normal’, que incluso tenía una posición económica bastante holgada, de sociedad. De repente un día se despertó y mató a sus dos hijos y a su esposo porque recibió la indicación de que tenía que hacerlo. Te lo dice como si te estuviera hablando de que hizo un pastel. Te quedas congelado. Te das cuenta de que hay personas que viven en otra dimensión que no existe, que de plano no los comprendemos”, señaló.

El productor considera que obras como Al otro lado y algunas de las que conforman el Microteatro han hecho un buen esfuerzo por llevar al teatro el género de suspenso con calidad; sin embargo, se siente capaz de superar cualquier esquema hasta ahora visto.

“Creemos que podemos dar un paso más y estamos trabajando desde el inicio del concepto, línea a línea, paso a paso. Generando ideas y conceptos. La dama de negro va a seguir, pero es hora de atrevernos a ver si ya le aprendimos algo”, declaró. 

Claves

La locura

- Buscarán que el público tenga un papel interactivo en la historia, “porque hemos descubierto que el terror no radica en asustar al público, sino en que ellos vivan lo que sucede en el escenario”, aseguró Rafael.

- “Es un tema interesante para desarrollar y que al mismo tiempo te estremece, te asusta; porque quien está sentado junto a ti puede ser esa persona, tu vecino, con el que has platicado toda la vida… Mientras más conoces a los grandes asesinos seriales y a la gente enferma, sabes que son las personas más normales y tranquilas”, agregó.