Murió hija de Whitney Houston en situación similar a su madre

Bobbi Kristina falleció a los 22 años, tras permanecer en estado crítico desde el 31 de enero pasado, cuando fue encontrada inconsciente en su bañera, en Georgia, EU.
Bobbi Kristina era la hija única de Houston y Brown, y la única heredera del patrimonio de su madre.
Bobbi Kristina era la hija única de Houston y Brown, y la única heredera del patrimonio de su madre. (Clasos)

México

Bobbi Kristina Brown, hija de la fallecida Whitney Houston y el cantante de R&B Bobby Brown, murió ayer, casi seis meses después de haber sido hallada boca abajo e inconsciente dentro de una bañera, el 31 de enero pasado.

“Bobbi Kristina Brown falleció el 26 de julio de 2015 rodeada por su familia. Finalmente está en paz en brazos de Dios. Queremos agradecerles a todos de nuevo por su enorme cantidad de amor y apoyo durante estos últimos meses”, indicó Kristen Foster, apoderada, en un comunicado.

La joven, que tenía 22 años, pasó meses hospitalizada en Atlanta tras ser hallada en la casa que compartía en un suburbio de Atlanta, Georgia, con Nick Gordon, el hombre al que se refirió como su esposo. Gordon le dijo a la policía que parecía no respirar y que no tenía pulso antes de que llegaran a auxiliarlos. La policía lo calificó como un “ahogamiento” en su reporte.

Las circunstancias en las que fue hallada Bobbi en enero pasado hicieron recordar a los medios el deceso de Whitney Houston, quien el 11 de febrero de 2012 fue encontrada sin vida en una bañera de un hotel en Beverly Hills, tras años de batallar con adicciones a diversas sustancias.

Conforme aumentaban las noticias sobre la inminente muerte de Bobbi en las últimas semanas se observó a familiares y amigos visitar el centro en Atlanta donde estaba internada la joven desde junio.

La familia prohibió a Gordon, ex pareja de la joven, visitarla desde su ingreso de gravedad en enero pasado.

Los apoderados de la joven interpusieron a finales de junio una demanda contra Gordon, por abuso físico y por retirar sin autorización dinero de la cuenta bancaria de Bobbi Kristina.

De acuerdo con la denuncia, que exige una suma de 10 millones de dólares por daños y perjuicios, el hermano adoptivo y pareja de la víctima la arrastró del pelo por las escaleras, le propinó un fuerte golpe en la boca que le rompió una pieza dental y retiró dinero de su cuenta.

A juzgar por sus mensajes en la red, Bobbi Kristina estaba enfocada en el inminente aniversario de la muerte de su madre.

En uno de sus últimos tuits, dijo: “Tu pequeña dama y tu jovencito en crecimiento @nickdgordon te extrañan, mami ..:) tanto... Te amo más cada segundo. #Aniversario!”.  

La sombra de Whitney

Houston era imposible de igualar. A lo largo de su carrera vendió más de 50 millones de discos tan solo en Estados Unidos. Su voz, una mezcla ideal de potencia, elegancia y belleza, hacía que clásicos como “Saving All My Love For You”, “I Will Always Love You”, “The Greatest Love of All” y “I’m Every Woman” volvieran a ser éxitos. Sus seis Grammy son solo una fracción de los múltiples premios que recibió. La cantante también protagonizó las películas The Bodyguard (El guardaespaldas) y The Preacher’s life.

Su carrera

Bobbi Kristina era la hija única de Houston y Brown, y la única heredera del patrimonio de su madre. Pasó toda su vida bajo la luz de los medios del entretenimiento, asistiendo a ceremonias de premios y apareciendo en alfombras rojas con sus padres. En 2009 interpretó un tema a dúo con su madre en televisión, “My Love is your Love”, desde el Parque Central de Nueva York y se convirtió en una sensación en las redes sociales.

La relación de Bobbi con Gordon

Tras el divorcio con Brown, en 2007, Whitney Houston mantuvo la custodia de Bobbi Kristina y la crió junto con Gordon, un huérfano tres años mayor que su hija. Houston trajo a Gordon a su familia, y aunque nunca lo adoptó formalmente ni lo incluyó en su testamento, ambos la llamaban “mamá”. El fuerte vínculo del trío se quebró cuando la asistente de Houston halló a la cantante sin vida boca abajo en una bañera llena de agua en el Hotel Beverly Hills, justo antes de la ceremonia de los Grammy de 2012.

Bobbi y Gordon hicieron público su romance, con mensajes desafiantes en internet, luego de que la prensa sensacionalista los acusara de incesto. Los Houston toleraron su relación y aparecieron con ellos en televisión ese año en el reality show de Lifetime The Houstons: On our Own.

Para enero del 2014, los jóvenes que crecieron como hermanos compartían una casa en Georgia, y se llamaban marido y mujer. Publicaron imágenes de sus manos con sortijas de matrimonio y la leyenda “#FelizmenteCasados. Tan #Enamorados. Si es que no lo entendieron a la primera”.

Ambos se tatuaron en las muñecas las iniciales “WH” con palomas volando.