"El Piojo" Herrera roba cámara en los escenarios

El entrenador de la selección nacional causó revuelo entre el público que se arremolinaba para obtener una foto o un autógrafo a su llegada al teatro Insurgentes.
El director técnico fue muy amable con la gente que le solicitó una foto.
El director técnico fue muy amable con la gente que le solicitó una foto. (Clasos)

México

Tras su paso por el Mundial de Brasil 2014; Miguel El Piojo Herrera no solo se ha convertido en protagonista de decenas de memes en redes sociales, que hacen referencia a su desempeño en la pasada  justa deportiva, sino también en el padrino más recurrente de los espectáculos que provoca tumultos a su paso.

Primero apadrinó el arranque de la obra Aeroplanos y les robó cámara a Ignacio López Tarso y Manuel El Loco Valdes en el teatro Libanés el 6 de julio; y antenoche provocó un gran revuelo en el Teatro Insurgentes, a donde fue invitado para develar la placa por las 200 representaciones de El Curioso incidente del perro a medianoche.

Desde su llegada al inmueble, Herrera se tomó el tiempo para saludar de mano a quién se la extendía y repartir múltiples abrazos; y responder así a la demanda del público que hacía lo imposible por estar cerca del entrenador.

Piojo, no era penal” se escuchó en varias ocasiones, en muestra de solidaridad para el director técnico que, después de un pronóstico desalentador, llevó al Tricolor a octavos de final.

 “Estoy muy contento de que me inviten a este tipo de eventos, además esta es una obra de teatro buenísima, desde hace tiempo queríamos venir, pero en dos ocasiones no encontramos boletos, pero mira, ahora la veo, y como padrino”, destacó El Piojo a su paso por la alfombra roja.

Herrera recordó que Luis Gerardo Méndez, protagonista de El curioso incidente del perro a media noche, le realizó una entrevista durante la participación del equipo mexicano en la justa mundialista, “estuvo buenísima, él nos acompañó por allá y ahora me toca a mí estar presente en su obra de teatro”.

 Luis Gerardo no es el único vínculo que tiene Miguel con el medio artístico, tiempo atrás formó parte de algunos programas de Eugenio Derbez y participó en el melodrama Siempre te amaré, protagonizado por Laura Flores y Fernando Carrillo, “tengo buena amistad con mucha gente del medio, nos vemos cuando podemos”.

 Pese a ello, El Piojo el descarta volver a los foros, pues prefiere el balón y la cancha, “esto no es algo que busco, yo soy director técnico”.

Lo mismo comentó respecto a un posible documental sobre su vida: “No tengo idea de ello, pero si alguien lo hace está bien, pero no es algo que busque o me interese”.

 Ya al interior del teatro, Herrera recibió un aplauso del público que se percató de su presencia entre las butacas. Al terminar la función subió al escenario para develar la placa junto a Ludwika Paleta y Miguel Layún; por cierto, el defensa no desfiló por la alfombra roja debido al caos que se generó con su colega.

 “Todos ustedes han dado un claro ejemplo de lo que ha crecido México en todos los ámbitos, cada vez nos acercamos a lograr objetivos más grandes. Felicidades por estas 200 funciones, son un gran ejemplo para todos nosotros”, dijo Layún, respecto al éxito de la obra, pero también de los mexicanos en general.

Los otros padrinos

Layún comentó que no descarta llevar su vida a la pantalla o a las páginas de un libro, “tuve una historia complicada y sería bueno que el público reflexionara con lo que me ocurrió”, dijo el defensa que tiempo atrás sufrió de bullying cibernético.

Dadas las condiciones del escenario, Ludwika Paleta se despojó de las zapatillas que le impedían caminar, o siquiera mantenerse estable. Tina Galindo le sugirió quitarse los tacos es para acceder al lugar donde montaron la placa.