Responsables del show de Luis Miguel declaran ante fiscalía

El empresario Óscar Montes, así como dos representantes de Luis Miguel fueron presentados ante la Fiscalía de Justicia de Yucatán; las tres personas detenidas recuperarán su libertad. 

Mérida

El empresario Óscar Montes, director propietario de la firma Don Boletón, así como dos de sus auxiliares y representantes del cantante Luis Miguel fueron presentados la mañana del domingo ante la Fiscalía de Justicia de Yucatán, acusados por incumplimiento de contrato, luego que el artista no se presentó ante 8 mil personas que lo aguardaban en el Coliseo de Yucatán la noche del sábado.

Luis Miguel Gallego Basteri abandonó Mérida en un vuelo particular, sin que se dieran a conocer versiones oficiales sobre el porqué no salió de su habitación, en la Hacienda Temozón, para llegar al sitio donde presentaría su espectáculo con localidades agotadas desde días antes.

En el Ministerio Público local se informó que las tres personas detenidas recuperarán su libertad en pocas horas por tratarse de una demanda de juicio civil, no penal, presentada por representantes de Coliseo Yucatán, empresa propiedad de Carlos Mouriño Terrazo, Artur Gilio Handam y Pedro Vaca Alguero.

Se confirmó que la acusación de la empresa es por incumplimiento de contrato del artista, por lo que se reclama un reembolso cercano a los 10 millones de pesos más daños y perjuicios.

No se informó en la Fiscalía si en la misma demanda se encuentra el nombre del artista, aunque la víspera, el director de logística del Coliseo, Jorge Rejón Boyancé, dijo que sí.

Esta misma persona aparece en un video de redes sociales (https://www.youtube.com/watch?v=PEmangZ-Fd0#t=15) afirmando que Luis Miguel se encontraba "alcoholizado y drogado" en su hotel e incluso aseguró que en vez de salir rumbo a su presentación, pidió unas botellas y regresó a su cuarto.

Otras versiones señalan que el artista sufre un severo cuadro de depresión, por lo que optó por no salir a cantar en Mérida.