Llega Jenni Rivera al altar en televisión

Rodrigo Murray encarnó a Esteban Loaiza en La vida de una diva, una adaptación de la autobiografía Inquebrantable. Mi historia, a mi manera.

México

Ha pasado un año desde la muerte de Jenni Rivera ocurrida en Iturbide, Nuevo León, 9 de diciembre de 2012; no obstante, su recuerdo está más vivo que nunca. Quienes no se dejaron conquistar por el particular hechizo de La Gran Señora arriba de un escenario, se han conmovido al conocer, de primera mano, su vida en la televisión.

Rodrigo Murray es uno de esos que sabía de la existencia de La Diva de la Banda, pero no ponía mayor atención en ella; quehaceres profesionales cambiaron la situación, el actor recibió la invitación de aparecer en el programa de Estrella TV, recién estrenado en Estados Unidos: Jenni La vida de una diva, estelarizada por la actriz Jacqueline Alcalá.

“A través de esa serie conocí a un personaje que en vida no sabía quién era. La conocía por su música; no la hacía a un lado, pero simplemente no despertaba en mí nada, salvo esa admiración que tengo por el género (regional mexicano)”, reveló Murray en entrevista con ¡hey!

Sin embargo, Rodrigo aseguró que encarnar en la pantalla chica al último esposo de Rivera, Esteban Loaiza, le brindó la oportunidad de conocer a la intérprete “como persona y verdaderamente me impactó. Ya muerta, tocó fibras sensibles en mí. Me dio mucho gusto poder participar como el tercer marido de Jenni Rivera en la serie.

“No fue complicado (dar vida a Loaiza) porque vengo siguiendo su carrera desde hace muchos años, y no es un personaje que tire profundamente hacia el ámbito intelectual, entonces es más bien una creación muy exterior”, agregó.

El serial Jenni La vida de una diva, inspirado en la autobiografía Inquebrantable. Mi historia, a mi manera, tomó forma con el objetivo de rendir tributo al legado de la artista, que será celebrado por todo lo alto con un concierto en la Arena Monterrey y, en el municipio de Iturbide, con la Serenata de Respeto, que ofrecerá Lupillo Rivera.

“La serie pone muy en alto el nombre de Jenni, una mujer entregada al amor, un generoso ser humano que tuvo que pasarla realmente muy mal, incluso con sus maridos, las violaciones de sus hijas. Una historia como para poder hacer, no una serie, una novela larga”, enfatizó Murray.

Con locaciones en Houston y Los Ángeles, en Estados Unidos, y en la Ciudad de México, en La Marquesa, la colonia Verónica Anzures, el estudio de Carmen Salinas y un rodeo al oriente de la capital, la serie consta de 10 capítulos, “se tuvo que hacer una síntesis muy clara (de la vida de Rivera)”, señaló Murray.

En los últimos tres capítulos del show, en el que también intervienen Damián Alcázar (Pedro Rivera), Alberto Agnesi (Lupillo Rivera), Adriana Campa (Jacqui Marin Rivera) y Cinthia (Janney Chiquis Marin Rivera), entre otros, se atarán “muchos cabos sueltos del matrimonio (Loaiza Rivera), están muy bien planteados en la serie y cada quien puede darle su propia interpretación”, finalizó Murray.  

 

Claves

Legado de éxito

-Desde su desaparición, Jenni Rivera vendió más de 880 mil discos, casi los mismos que durante toda su trayectoria.

-Post mórtem, La Gran Señora recibió galardones como Lo Nuestro (cinco) o los Billboard de la Música Mexicana (siete).

-En octubre Rivera entró en la lista de la revista Forbes, de las celebridades fallecidas que más ingresos genera, 7 millones de dólares entre junio de 2012 y el mismo mes de 2013.