Lange, una vida entre el reflector y la lente

La actriz estuvo de visita en México para presentar su trabajo como fotógrafa.
Lamentó su breve estancia en México.
Lamentó su breve estancia en México. (Alfonso Manzano/Clasos)

México

La vorágine que representa Hollywood para Jessica Lange se aminora con su pasión por la fotografía, una labor que adoptó hace más de dos décadas y que logró combinar con la actuación para hacer de ambas un estilo de vida, un arte para comunicar emociones.

Jessica es ganadora de dos premios Oscar y actualmente forma parte de la serie American Horror Story, pero esa fama no es absoluta: la actriz aún encuentra el anonimato detrás de la cámara fotográfica,  en las calles de países como México, donde puede ser ella.

“Es algo extraño siendo actriz, pero existe un balance entre ambas; amo la idea de ser anónima con la fotografía, estar detrás de la cámara, donde me toca observar y crear, pero en cine o televisión es un acto de colaboración que no se puede evadir”, dijo Lange.

“Hay momento en los que estoy más enfocada en la fotografía, y otros, como ahora, en los que me dedico al trabajo como actriz, pero el balance está presente, obviamente soy más conocida como actriz que como fotógrafa, pero nunca dejo esta parte personal”, agregó.

Esta parte de creación es la que Lange explora desde hace más de dos décadas; con cámara en mano recorre distintas ciudades y monta exposiciones alrededor del mundo, incluida la que llegó esta semana a México, Escenas, la cual  permanecerá hasta enero del próximo año.

“Con la fotografía me encuentro con un acto personal y privado, puedo caminar por las calles, por horas y sin hablar, solo observando; con frecuencia en los lugares que visito la gente no me conoce, por tanto no se meten en mi vida, eso me da tranquilidad y me permite ser.

“El común entre ambas es que se complementan, se trata de estar presente en el momento. En actuación estás ahí, pero puede cambiar una toma; como fotógrafo si no estás presente los momentos se van y los pierdes, la combinación de ambas es una gran disciplina”, dijo.

Jessica arribó a México ayer por la tarde, con tiempo justo solo para presentar la exposición Escenas, una colección de fotos en blanco y negro que tomó en algunas zonas de México y EU. Una de las imágenes que destaca es sobre el Día de Muertos.

“México tiene magia, es uno de mis lugares favoritos para fotografiar, lamento no pasar más tiempo aquí, porque me hubiera gustado tener espacio para vivir el Día de Muertos. No comencé en la fotografía como un acto profesional, esto es más bien un regalo”, dijo.

De esta forma, Lange transita entre la actuación y la fotografía de forma sutil; es conocida por las películas Tootsie, Cape Fear y recientemente la serie American Horror Story; pero también por montar exposiciones en Nueva York, Los Ángeles y México.   

Claves

“No tengo Facebook”

- La actriz compartió que la esencia de la fotografía radica en lo simple y no en lo tecnológico. “Las fotos de hoy tienen un riesgo, con el uso del iPhone y otros aparatos digitales; flotamos constantemente en imágenes, por eso no comparto el gusto por el internet.

- “No tengo Facebook, ni Twitter, ni Instagram, son sitios en los que las personas ponen su vida entera y la muestran al mundo. Prefiero encontrar los procesos que me llevan al origen fotográfico, con técnicas fascinantes”, concluyó.