Los grandes amores de James Rodríguez

El desempeño que el futbolista tiene en la cancha, y que lo ha colocado como uno de los mejores goleadores del Mundial, se inspira en el afecto de su esposa Daniela Ospina y su hija Salomé.

México

El astro colombiano, de 22 años, se lució con dos impresionantes goles en el encuentro que su selección tuvo frente a Uruguay el sábado pasado; Rodríguez pretende repetir la hazaña mañana cuando Colombia se enfrente a Brasil y para ello tomará fuerza del amor que le brindan su esposa Daniela Ospina y su pequeña hija Salomé.

Sin duda, las cinco anotaciones que Rodríguez ha logrado con gran destreza en el Mundial, y que lo colocan como el máximo goleador colombiano en Copas del Mundo, no habrían sido posibles sin el apoyo de su familia. 

Aunque Daniela es hermana de David Ospina, guardameta de la selección de Colombia, ha asegurado en varias entrevistas que su relación con James Rodríguez se estrechó incluso antes de que los dos futbolistas se conocieran.

Daniela y James se casaron en 2010, cuando él tenía 19 y ella 18 años de edad; apenas el año pasado recibieron a su primera hija, Salomé, nombre que el número 10 de Colombia tiene tatuado en el antebrazo derecho, que besa cada vez que consigue un logro en la cancha.

Salomé, al igual que su madre, apoya a Rodríguez y no se pierde ningún partido en el que juega su padre. Así lo demostró Daniela al compartir un video de la pequeña en el que sigue atenta a James y parece estar sumamente emocionada.

El video es acompañado con las palabras de Daniela: "Jajaja mona es la repetición, un sentimiento único".



A través de Instagram, Ospina ha dejado ver el profundo cariño que sienten entre sí a través de fotografías en las que constantemente aparecen juntos y haciendo guiños para la cámara. "Porque cuando estamos juntos nos volvemos anormales! MI FAMILIA HERMOSA", se lee en una de las publicaciones de la bella esposa de James Rodríguez.

Te compartimos algunas imágenes de la unida familia.