Heredan su talento a nuevas generaciones

Las dinastías Cuarón, con el filme 'Gravedad', multinominado al Oscar que se entregará hoy, Ortiz de Pinedo o Luján demuestran que grandes trabajos no hubieran sido posibles sin colaborar en familia.

México

El talento combinado con el buen entendimiento entre familia ha logrado que diferentes personajes que están unidos por la sangre sobresalgan en cine, teatro y televisión.

Actores, directores y productores van formando dinastías al despertar el interés de sus hijos, que poco a poco entran al mundo del entretenimiento y forjan su propia carrera.

Uno de los casos más representativos es el de Alfonso y Jonás Cuarón, quienes juntos idearon el largometraje Gravedad, el cual después de una ardua planeación y expectativa hoy contiende por el Oscar en diez rubros, incluyendo Mejor Película.

“Escribir el guión en conjunto se convirtió en una relación de colaboradores con la ventaja de que nos conocemos muy bien. No desperdiciamos mucho tiempo discutiendo, porque los dos tuvimos muy clara la idea desde el principio”, comentó Jonás Cuarón, quien reinventó el estilo de su padre, al contar una historia diferente a lo que antes había hecho.

“Quisimos apostar a un viaje de suspenso visceral para que el público se involucrara cancelando la parte intelectual y conectándose emocionalmente con los personajes”, indicó Alfonso Cuarón, quien también contó con el apoyo de otros integrantes de su familia, como su hermano Carlos Cuarón, pues él fue el primero en ver todo el proceso que se hizo para llevar a cabo la cinta que ha sido un trampolín para la carrera de la familia.

De hecho, para este año Jonás aprovechará ese impulso para crear su segundo largometraje titulado Desierto, el cual estará producido por su propio tío y protagonizado por Gael García Bernal.

Y como ellos, en el mismo rubro de la industria cinematográfica ,últimamente se han formado mancuernas en familia para llevar a cabo trabajos que no habrían sido posibles si no hubieran sido elaborados en familia.

Martha y Miriam Higareda son un ejemplo con su película Cásese quien pueda, la cual actualmente está en cartelera y ha liderado la taquilla mexicana en las últimas semanas. Las hermanas señalan que su trabajo unió más sus lazos, pues ellas produjeron y estelarizaron dicha cinta.

“Hace mucho tiempo teníamos muchas ganas de trabajar juntas y para eso Martha (Higareda) quiso escribir una película, donde pudiéramos hacer algo que nos gustara a las dos”, indicó Miriam, quien espera que en un futuro continúen con el trabajo en conjunto.

Aunque la tradición de familias que se han dedicado a trabajar hombro a hombro se remonta a décadas atrás teniendo como principal referencia la que protagonizaron los hermanos Soler, que acaparaban espacios en cine, teatro, televisión y radio.

“Mis tíos formaron una dinastía en el entretenimiento gracias a su ingenio y sus ganas de crecer, pienso que de alguna manera ellos han sido un ejemplo para las diferentes familias que ahora se dedican a lo mismo”, dijo Fernando Luján, quien tuvo contacto directo con los Soler.

El actor de 74 años, representante de la época de oro del cine mexicano considera que la fórmula del éxito en estos casos es principalmente el gusto por crear contenidos, donde se destaque lo mejor de cada quien. En su caso, ha trabajado con sus hijos Fernando, Paolo y Cassandra Ciangherotti, además de los Soler.

Por su parte, los Ortiz de Pinedo, quienes también van formando una tradición, coinciden con Luján y destacan que debe haber muy buen humor para levantar proyectos que requieren de mucha labor y a su vez inversión económica.

“Trabajar con la familia es padrísimo, porque confías plenamente en ellos y si nos llegamos a equivocar con lo que hacemos, nos equivocamos juntos, no tenemos a quién echarle la culpa afuera”, expresó Jorge Ortiz de Pinedo, quien ha contagiado a sus hijos de su amor por el teatro y la televisión, pues Pedro produce, Jesús es promotor cultural y Óscar es escritor y actor.

Asimismo, representantes que se caracterizan por su multidisciplina como los Bichir insisten en que se sobresale por “ser honestos y auténticos con lo que se quiere comunicar”, indicó Alejandro Bichir, el jefe de esa dinastía.

Para las Angélicas, cuyo amor por el arte inició con la paroductora teatral Angélica Ortiz, no será distinto, pues la menor de ellas, Angélica Masiel, hija de Angélica Vale y nieta de Angélica María, a su corta edad demuestra su agrado por el ambiente artístico.

“Yo quería tener una nieta decente, pero creo que no”, dijo Angélica María recordando que del mismo modo inició su hija, “cuando Angélica era chiquita, tenía dos años y medio cuando participó en Papacito piernas largas. Ella hacía toda la obra bajo bambalinas, pedía tener la ropa de nosotros. Esta chiquita (Masiel) ya anda con la faldita igual y apenas tiene año y medio, todavía no habla, pero ya afina unas cositas”, declaró tras ver la actuación especial de su nieta en el musical Mentiras”.

Ignacio López Tarso y su hijo Juan Ignacio Aranda simplemente toman como un grato recuerdo y aprendizaje el compartir el escenario.

“Mi padre me ha enseñado a trabajar de manera seria y disciplinada”, expresó Juan Ignacio.

El trabajar en familia ha servido para perpetuar contenidos que se quedan en la memoria colectiva, como lo han hecho hombro a hombro Roberto Gómez Bolaños Chespirito y su hijo Gómez Fernández.

“Él lo que más ha deseado es poder tener una obra en cualquier sentido, ya sea teatral, cinematográfica, de televisión o en libros; algo que pueda llegar al público”, dijo Gómez Fernández. 

Claves

Los Soler

- Los Soler son los máximos representantes de la tradición familiar, ya que a lo largo de cinco décadas triunfaron en las diferentes plataformas del entretenimiento.

- Fernando, el mayor de todos, colaboró en más de 70 películas, destacando apariciones en No desearás a la mujer de tu hijo, La oveja negra, Cuando los hijos se van y Chucho el roto.

- Andrés, hermano de Fernando, es recordado por sus participaciones en películas como El vizconde de Montecristo, Doña Bárbara e Historia de un gran amor.

- Domingo, quien murió a los 60 años de edad, actuó en Juan sin miedo, Reportaje, Sensualidad, Río escondido y La mujer del puerto.

- Julián dirigió 80 filmes, actuó en más de 50 y también escribió. Entre sus trabajos están Sangre y democracia y Doña Bárbara.

- Mercedes, la única mujer de la dinastía, participó en más de 20 cintas, entre ellas están: Águila o sol, El gran premio, y El vampiro.