Hace Diego un retrato cínico de México

El actor presenta su monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" en el que, a través de una historia de amor, narra los acontecimientos que han marcado al país las últimas décadas.

México

La historia de un amor que se desarrolla a la par de los acontecimientos recientes que han marcado al país, fue la que Diego Luna eligió para volver a los escenarios teatrales, y lo hizo de la mano de Alejandro Ricaño, quien dio forma al monólogo Cada vez nos despedimos mejor.

“Cuando se me ocurrió hacer un monólogo pensé en algo que tuviera importancia en relación con lo que pasa en el país y que habláramos de lo que nos compete como personas y se mezclara con una historia de amor universal”, dijo Diego Luna, minutos después de ofrecer una función para invitados especiales.

“Esta obra es una bonita metáfora de nuestro país, y es importante porque de pronto nos olvidamos de la historia, no tenemos memoria, por eso quisimos repasar los últimos 30 años, para hacer una reflexión  sobre lo que ha pasado con México”, añadió el actor, sobre el monólogo que ayer por la noche mostró a familiares y amigos.

Cada vez nos despedimos mejor se desarrolla desde 1979, año que ve nacer a su protagonista, Mateo, “Esta obra es un pretexto para hablar de México y su historia, porque siempre pienso en la caída del PRI y su regreso, ahí es donde encuentro mi despertar como ciudadano”, explicó Luna.

Entre los eventos históricos que dan forma a la obra destacan el terremoto del 85, la elección de Carlos Salinas de Gortari como presidente, la matanza de Acteal, la Granada que marcó el día de la Independencia en Morelia y el reciente nombramiento de Enrique Peña Nieto como mandatario de México.

“Como sociedad nos han pasado cosas importantes: estuvo lo de Chiapas, el asesinato de Colosio, las elecciones, todos esos decenios que nos han marcado; hay tantas cosas que nos cuesta trabajo voltear a ver y por eso esta obra tiene una dosis de cinismo, y, sin juzgar los hechos, Alejandro Ricaño logró darle forma”, explicó el protagonista de Y tú mamá también.

Entre los invitados especiales que acompañaron a Diego Luna estaban Daniel Giménez Cacho, José María Yazpik, Ilse Salas, Miguel Rodarte y Ximena Ayala, quienes se tomaron el tiempo para felicitar al actor por su desempeño sobre el escenario.

“Toda la bandita siempre se apoya, estoy muy orgulloso y hasta nervioso por el estreno de Diego, pero sé que le irá muy bien porque Alejandro Ricaño es un gran director y eso es una buena mancuerna con la inteligencia y talento de Diego”, dijo José María Yazpik.