Gisele Bündchen se desnuda para Vogue

La supermodelo brasileña de 34 años aparece completamente desnuda en la portada de edición brasileña de la revista, que cumple 40 años.
Gisele Bündchen en la portada de la revista.
Gisele Bündchen en la portada de la revista. (Instagram Gisele Bündchen. )

Sao Paulo

Una escultural Gisele Bündchen sin ropa y de perfil será la portada del número de mayo de la edición brasileña de la revista Vogue, que rendirá homenaje a los 20 años de carrera de la modelo mejor pagada del mundo.

En la cuidada imagen en blanco y negro que preside este número de más de 450 páginas, la supermodelo brasileña de 34 años aparece completamente desnuda con la única compañía de la cabecera de la revista, que cumple por su parte 40 años.

Entre las manos, la monumental modelo de 34 años sostiene los caracteres dorados "G 20".

La portada es obra de los fotógrafos Inez Van Lamsweerde y Vinoodh Matadin y fue adelantada por la propia Gisele en su cuenta de Instagram. La publicación sale a la venta a partir del jueves.

"Cuando surgió la idea de hacer algo especial con Vogue para conmemorar mis 20 años de carrera y los 40 de la revista, sabía que no quería hacer algo simplemente fashion. Quería mostrar algo más, algo que formara parte de mi esencia", explicó la supermodelo en la edición digital de la revista.

Hace apenas dos semanas, Gisele Bündchen se despidió entre lágrimas de las pasarelas con un último desfile en la Semana de la Moda de Sao Paulo, donde debutó hace 20 años.

Descubierta a los 14 por un cazatalentos en una pequeña ciudad del estado de Rio Grande do Sul (sur de Brasil), Bündchen decidió dejar de desfilar para dedicarse a otros aspectos de su profesión y tener más tiempo para sus hijos.

A lo largo de dos décadas, la "übermodel" brasileña forjó una sólida carrera que hoy la tiene como rostro de campañas para grandes marcas como Chanel.

Solo en 2014, Bündchen ganó 47 millones de dólares, según la revista Forbes. Durante los últimos ocho años, ninguna modelo ganó más dinero que ella.

Con fama de exigente y muy trabajadora, Gisele no ha descuidado nunca su impecable imagen pública. Está casada con el mariscal de los Patriots de Nueva Inglaterra, el ídolo del fútbol americano Tom Brady, con quien tiene dos hijos pequeños, Benjamin y Vivian. La familia reside en Estados Unidos.