Dolce&Gabbana defienden su derecho a opinar sobre paternidad gay

Los diseñadores acusaron de intolerantes a quienes los criticaron por sus "opiniones diferentes", tras llamar a un boicot contra la firma de ropa y sus creadores iniciado por Elton John.
Stefano Gabbana y Domenico Dolce fueron pareja; juntos crearon el emporio de moda Dolce&Gabbana.
Stefano Gabbana y Domenico Dolce fueron pareja; juntos crearon el emporio de moda Dolce&Gabbana. (Shutterstock)

Roma

Los diseñadores italianos Stefano Gabbana y Domenico Dolce defendieron hoy su derecho a opinar diferente tras el boicot a su firma pedido por el músico británico Elton John, y al que se han sumado otras personalidades, tras sus declaraciones a favor exclusivamente de la familia tradicional.

Ambos acusaron de intolerantes a quienes los criticaron por sus "opiniones diferentes", vertidas en un semanario italiano en el que se mostraron contrarios a algunos modos en los que las parejas gay logran tener hijos, como el uso de vientres de alquiler.

"¿#boycottdolcegabbana? Esto es intolerancia a las opiniones diferentes!!! ¿Yo te condeno porque no piensas como yo!!!? ¿Locura!!! Es como si yo le boicoteara a él porque ha tenido dos hijos (con fecundación) in vitro!! No soy un idiota!!! Tolerancia", escribió Gabbana en su cuenta oficial de Instagram.

Unas palabras a las que también se sumó Dolce, quien justificó sus opiniones por la educación recibida.

"Soy siciliano y he crecido con un modelo de familia tradicional, formado por una madre, un padre y un hijo. Sé que existen otras realidades y es justo que existan, pero mi visión de la vida es la que me han transmitido", declaró a medios locales.

"He crecido así, eso no quiere decir que no apruebe otras opciones. He hablado por mí, sin juzgar las decisiones de los demás", agregó.

Mucho más combativo, Gabbana también cargó contra el músico británico hoy en el Corriere della Sera.

Gabbana tildó de "absurdo" esta movilización y llamó "fascista" a Elton John por ver "de un modo autoritario las cosas".

"No me esperaba (esta reacción) de una persona a la que consideraba inteligente como Elton John. Pero, ¿cómo? Predicas comprensión, predicas tolerancia y ¿después agredimos?, ¿todo porque otro piensa de forma diferente?", replicó Gabbana.

"Es un ignorante en el sentido de que ignora que hay formas de pensar diferentes a la suya e igualmente dignas de respeto", agregó.

El modisto italiano defendió las opiniones de ambos diseñadores a favor de la familia tradicional publicadas en el último número de la revista Panorama e insistió en que aquellos que les han criticado no leyeron la entrevista.

"No la ha leído nadie, porque bastaría leerla de buena fe para ver que no hay nada detrás de este estruendo. Simplemente, se está utilizando como pretexto para poner en nuestra boca cosas que no hemos dicho. Estamos a favor de la libertad: que cada uno elija lo que quiera", declaró.

"Son diferentes opciones, diferentes vidas -dijo sobre su socio y la reacción de Elton John-. Igual respeto. Pero veo que hay, especialmente en Internet, algunos gays homófobos: aquellos que ofenden a otros gays que expresan ideas diferentes", apuntó.

Finalmente, preguntado por si la polémica levantada tendrá consecuencias sobre sus ventas, Gabbana bromeó afirmando que "quizá" pierdan "algún fan de Elton John" pero "tal vez" ganen "alguna madre".

Elton John llamó ayer a boicotear a Dolce&Gabbana por las críticas de sus fundadores en la revista Panorama a la adopción de niños por parte de parejas homosexuales, a las técnicas de fertilización "in vitro" y al uso de vientres de alquiler.

"Su pensamiento arcaico está pasado de moda, como su ropa. Nunca volveré a llevar Dolce&Gabanna", dijo el músico en Instagram.

" ¿Cómo se atreven a llamar 'sintéticos' a mis queridos hijos?", añadió John, de 67 años y casado con el cineasta David Furnish, con quien tiene dos hijos: Zachary, de tres años, y Elijah, de uno, ambos nacidos del vientre de una madre subrogada.

Las críticas a los diseñadores se extienden en las redes sociales, donde se han manifestado muchos famosos como el cantante Ricky Martin que escribe en Twitter: "Despertar, estamos en 2015".

La cantante y actriz Courtney Love pone en Instagram: "Acabo de juntar todos mis artículos Dolce & Gabbana y quiero quemarlos".

"Mis camisetas de D&G van a la basura - no quiero que nadie se las ponga/las lleve puestas", tuitea la tenista Martina Navratilova.

Y Victoria Beckham envía por Twiter, en su nombre y de su familia, "todo nuestro amor a Elton David Zachary Elijah y todos los bebés preciosos de fertilización in vitro".

Los dos empresarios, que fueron en el pasado pareja sentimental, defendieron la importancia de la familia tradicional en la polémica entrevista y el diseñador Domenico Dolce sentenció "soy gay, no puedo tener hijos".

"Creo que no podemos tener todo en la vida. (...) La vida tiene su curso natural, hay cosas que no se deben cambiar. Y una de ellas es la familia", aseveró.

Además, Dolce comentaba sobre la fecundación "in vitro" que los niños deberían tener una madre y un padre: "Naces y tienes un padre y una madre. O al menos esto debería ser así, por eso no me convencen aquellos que yo llamo 'hijos de la química', 'niños sintéticos'. Úteros de alquiler, elegidos de un catálogo", reiteró.

Dolce & Gabbana presentó en la pasada Semana de la Moda de Milán una colección dedica a la "mamma" italiana, inspirada en los años sesenta, que precisamente fue lucida por madres con sus propios hijos.