Convierte Dylan basura en arte

Expone en la Halcyon por primera vez grandes esculturas talladas en hierro, un material que, en sus propias palabras, le ha “rodeado” durante toda su vida y del que se impregnó en su niñez.
La obra fue calificada como un regreso a las raíces del autor.
La obra fue calificada como un regreso a las raíces del autor. (AP)

Londres

El músico estadunidense Bob Dylan repasa la historia de su país durante su infancia y resucita su pasión por el hierro con una exposición de esculturas en Londres, que combina con evocadores cuadros y puertas de automóvil.

Con el nombre Mood Swings, la muestra, presentada a los medios y que abrirá al público hoy en la galería Halcyon, refleja la fascinación del esquivo artista, de 72 años, por la soldadura y el metal.

El cantautor, escritor, escultor, director de cine y pintor, que evitó acudir ayer a la presentación, expone en la Halcyon por primera vez grandes esculturas talladas en hierro, un material que, en sus propias palabras, le ha “rodeado” durante toda su vida y del que se impregnó en su niñez.

“Es casi como si aquí hubiera regresado a sus raíces. Nació en Minnesota, en uno de los mayores yacimientos de mineral de hierro del mundo, y él decía que eso es algo que se podía saborear, se podía oler, que era como si no te lo pudieras sacar del sistema”, dijo Paul Green, responsable de la Halcyon.

El veterano cantante de folk, un emblema vivo de la cultura estadunidense contemporánea y “una de las figuras más icónicas del siglo XX y del XXI”, en palabras de Green, utilizó trozos de chatarra y viejas herramientas para dar forma a esas enormes esculturas de hierro, que podrán verse hasta el 25 de enero.