Conocen británicos a su nueva princesa

Los duques de Cambridge se convirtieron en padres por segunda ocasión;  la pequeña pesó 3.7 kilos y es la cuarta heredera en línea directa al trono.

Madrid

Los duques de Cambridge, el príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, se convirtieron hoy (ayer) en padres de una niña, que es la cuarta en la línea de sucesión al trono británico y recibirá el tratamiento de princesa.

La pequeña, cuyo nombre se desconoce porque primero se le debe comunicar a la reina de Inglaterra Isabel II, nació a las 7.34 GMT con 3,7 kilos de peso en el ala privada del hospital Saint Mary de Londres, donde también vino al mundo su hermano, el príncipe Jorge, el 22 de julio de 2013.

El nacimiento de la bebé se anunció con el tradicional certificado en papel en un caballete dorado frente a la fachada del palacio de Buckingham, residencia oficial de la soberana, y también a través de la red social Twitter.

El parto fue rápido y tomó algo por sorpresa a la prensa, pues la bebé nació dos horas y media después de que su madre ingresara con las primeras contracciones, a las 5.00 GMT.

Unas doce horas después, los duques aparecían por la puerta del hospital con su recién nacida en brazos, para dirigirse al palacio de Kensington, su residencia oficial en la capital británica.

Con su esposo a su lado, Catalina, que llevaba un vestido blanco y amarillo, posó frente a las cámaras con la niña dormida, y ambos saludaron sonrientes a los periodistas congregados, sin hacer declaraciones.

Se espera que la joven familia pase al menos una noche en el palacio antes de instalarse en su mansión campestre de Anmer Hall, situada dentro de la finca real de Sandringham en el condado inglés de Norfolk, donde Guillermo, que está de baja, trabaja como piloto de ambulancias aéreas.

De acuerdo con los medios británicos, Jorge estuvo la mayor parte del día bajo el cuidado de su abuela materna, Carole Middleton, en el palacio de Kensington, del que salió un rato para visitar en el centro hospitalario a su hermana recién nacida.

El propio Guillermo, vestido con pantalón oscuro y jersey azul eléctrico, fue a buscar en coche a su primogénito, al que pidió que saludara a la prensa congregada frente al hospital, lo que este hizo con cara de sorpresa.

Fue antes de salir a recogerle que el segundo en la línea de sucesión al trono dijo a los periodistas que tanto él, de 32 años, como Catalina, de 33, están “muy felices” con la llegada al mundo de su segunda hija, que será conocida como Su Alteza Real la princesa de Cambridge.  

Reciben la noticia

Isabel II, de 89 años, recibió la noticia del nacimiento de su quinta bisnieta en un acto oficial en el norte de Inglaterra y según fuentes palaciegas, está “encantada”.

El príncipe Carlos y Camilla, duquesa de Cornualles, están también “absolutamente encantados” con el nacimiento de la pequeña, que cumple los deseos del heredero al trono, quien había expresado su preferencia por una nieta.

El conde Carlos Spencer, hermano de la fallecida princesa Diana y tío de Guillermo, dijo: “Es una noticia maravillosa. Estamos encantados por los cuatro”.

Los políticos pararon la campaña electoral para dar la enhorabuena a la pareja: les felicitó asimismo el arzobispo de Canterbury, Justin Welby -que seguramente bautizará a la pequeña-, quien deseó a la familia “amor, salud y alegría”.

Un puñado de monárquicos envueltos en banderas británicas y turistas curiosos celebraron a las puertas del hospital la llegada de la princesa que, al margen del revuelo mediático, ha pasado mucho más inadvertida que la de su hermano mayor.

Para conmemorar el nacimiento, la casa de la moneda (Royal Mint) anunció que dará “un penique de plata de la suerte” a 2.015 bebés nacidos también hoy (ayer)en el Reino Unido.

En las redes

Justo después del anuncio, el mensaje “¡Es una niña!” apareció en la torre BT en el centro de Londres, mientras que la Marina británica colgó una foto en Twitter de un grupo de soldados en formación componiendo la palabra “hermana” a bordo de una fragata.

El nacimiento de la hija del príncipe Guillermo y Catalina fue una de las noticia más comentadas en las redes sociales y @RoyalBaby se convirtió en trending topic global a las 10.25 GMT, poco después de la noticia del nacimiento, con 4.500 tuiteos por minuto.