Comparten su experiencia en las aulas

Actores que han consolidado sus carreras en la pantalla grande ofrecen sus conocimientos a los estudiantes de diferentes instituciones.

México

Compartir conocimientos con las nuevas generaciones se vuelve un paso natural e incluso obligado para figuras que han consolidado su carrera en el cine, como es el caso de Diana Bracho, Adriana Barraza, Gustavo Sánchez Parra y Damián Alcázar, entre otros, quienes atesoran experiencias e ideas dignas de ser llevadas a las aulas.

Tras años de trabajo, muchos de ellos no encuentran otra opción más loable que compartir con los futuros cineastas y actores lo que han aprendido en décadas, “creo mucho en los jóvenes y en las escuelas de cine, por desgracia están en lucha para seguir con vida”, comentó en entrevista Diana Bracho.

“Cuando dices apoyar, pienso en que le pondría participar en proyectos de jóvenes entusiastas. Y no me importa la paga, porque gano mucho más si comparto con ellos, hacerlo me deja una satisfacción personal, porque son los futuros cineastas”, añadió Bracho, quien ha impartido clases en el Centro de Capacitación Cinematográfica.

Una historia similar cuenta Damián Alcázar, quien ha desfilado por las aulas de Bellas Artes y otros centros de estudio para compartir los años de experiencia en filmes como El infierno, La ley de Herodes y recientemente La verdad sospechosa, filme de Luis Estrada que lanza una crítica a los medios de comunicación y el poder.

“Uno tiene que ser partícipe con los chicos y compartir lo que vas adquiriendo en la profesión; de pronto te das cuenta que sabes mucho sobre dirección, actuación, emplazamientos de cámaras, de cómo pedir cosas a un actor, esas son necesidades que los jóvenes estudiantes de dirección deben tomar en cuenta.

“He dado clases por mucho tiempo, pero no todos los cursos son gratuitos, porque si no te cuesta no te importa. A Henner Hofmann, director del CCC, le dije que debíamos retomar el taller, pero me dijo que no me podría pagar por lo de los presupuestos, al final eso no importa, sé que lo vamos a hacer”, añadió el actor.

Mención aparte merece Adriana Barraza, quien por años soñó con impartir clases de actuación en un espacio propio. El sueño se cristalizó con la inauguración de su teatro Black Box, el cual levantó el telón en Miami Florida; así como los talleres de actuación que, desde hace tiempo, imparte para sus jóvenes colegas.

“Hace tiempo me preguntaron cómo imaginaba al final de mi vida y sin reparo dije que en mi escuela, dando clases de actuación”, comentó Barraza, quien hace unas semanas abrió las puertas de Black Box con Me doy el gusto, un monólogo de su autoría para celebrar 42 años de trayectoria en cine, teatro y televisión.

Egresado del Centro Universitario Teatral, Gustavo Sánchez Parra optó por compartir sus conocimientos con los estudiantes, y aunque su trayectoria es menor a la de sus colegas, no lo es su conocimiento, pues con Añobisiesto, filme de Michel Rowe, el actor pasó por el festival de cine más importante del mundo, Cannes.

“Comencé a dar clases cuando salí del Centro Universitario en el área de cuerpo y movimiento, eso me convino por un sueldo, pero también por devolver algo a la UNAM que me dio todo sin pedir nada a cambio, comencé a dar clases con Dagoberto Gama”, recordó Sánchez Parra, sobre su paso por las aulas.

“No he dado clases de actuación, pero pedí una beca del FONCA y Diana Lein (su esposa) y yo estamos investigando sobre la actuación de cine frente a la cámara; ahora damos un taller a alumnos recién egresados de actuación y cine, a fin de crear un lenguaje común”; dijo sobre el Laboratorio de Dirección y Actuación para Cine. 

Claves

Las clases

- A la lista de los maestros del cine se suman figuras como Jorge Zárate, Paula Markovitch, Guillermo Arriaga y Michel Rowe, quienes han promovido distintos talleres a fin de compartir sus conocimientos con los estudiantes.

- Destacadas figuras de la actuación no piden los honorarios que les corresponden.