Campeón de la UFC se casó en Sayulita

El peleador conocido como “The Viper” y su pareja, eligieron detalles típicos mexicanos para amenizar el evento.
T.J. Dillashaw contrajo nupcias con Rebecca Reynoso.
T.J. Dillashaw contrajo nupcias con Rebecca Reynoso. (Cortesía)

Bahía de Banderas

El peleador de artes marciales mixtas T.J. Dillashaw y su novia Rebecca Reynoso se unieron en matrimonio en las playas de Riviera Nayarit, donde disfrutaron de una exclusiva ceremonia con detalles muy mexicanos en el hotel Villa Amor.

Riviera Nayarit es considerado como uno de los destinos turísticos de bodas y lunas de miel más atractivos entre el mundo de los famosos. Recientemente en Sayulita, Dillashaw, campeón de peso gallo de la UFC (Ultimate Fighting Championship), contrajo nupcias.

La ceremonia fue muy familiar y asistieron alrededor de 60 personas para acompañar a los novios.

El originario de Sacramento, California, conocido como “The Viper” y su pareja, eligieron detalles típicos mexicanos para amenizar el evento.

“Pidieron cosas típicas de Sayulita: Un coquero dando cocos con ginebra todo el evento, los tradicionales churritos de azúcar y una piñata llena de botellitas de tequila”, compartió la encargada de los eventos sociales del hotel, Karen Ruezga.

Agregó que la emergente figura en el mundo de las artes marciales mixtas, fue en todo momento amable y mostró una gran humildad. Incluso T.J. se tomó fotos con su cinturón de campeón con meseros y asistentes.

La pareja disfrutó de su noche de bodas en una especial villa con vista al mar de 360 grados.

El peleador que debutara en el ámbito profesional de las peleas en jaula en 2011, también se dio el tiempo para jugar golf sin camiseta ni zapatos, según lo compartió en su cuenta de Twitter (@tjdillashaw), donde tiene más de 38 mil seguidores.

La difusión internacional que la Oficina de Visitantes y Convenciones de la Riviera Nayarit realiza, más la publicidad indirecta que le proporcionan los famosos que asisten al destino, están dando un efecto positivo, ya que no sólo figuras del cine, la música y la pantalla chica lo visitan, también otros segmentos están poniendo sus ojos en el destino.