Agustín Lara regresa a Coyoacán,“su casa de niño”

A iniciativa de su viuda, Vianey Lárraga, y de su hijo, Agustín Lara Jr., se develará el viernes una estatua del afamado compositor en el Jardín del Adulto Mayor, en la calle Allende.

México

A través de temas como “Piensa en mí”, “Farolito”, “Mujer” y “María bonita”, Agustín Lara ha logrado la trascendencia que ha sido objeto de innumerables reconocimientos no solo en México, sino en todo el mundo; sin embargo, a decir de su viuda, Vianey Lárraga, y de su hijo, Agustín Lara Jr., “faltaba uno en Coyoacán”.

“Ahí se produjeron sus primera andanzas en la música. Él vivió con la tía Refugito como unos cuatro años en Coyoacán, y ahí, a escondidas de mi abuelo, empezaba a tocar el piano”, compartió el heredero del destacado compositor.

“Sí, por eso la intención de que en Coyoacán haya una estatua del maestro”, añadió la señora Lárraga, cuya admiración por el autor no solo se advierte en la forma como refiere al compositor, cuando comparte que “Agustín era un hombre para presumir, un hombre fuera de serie, romántico, cariñoso, enamorado; era un gran amante”, sino en la veneración con que conserva fotos, reconocimientos y pertenencias de quien la desposó a los 18 años.

Por ello madre e hijo, en mancuerna, como suelen trabajar para que la obra del maestro de la composición siga trascendiendo buscarán “la forma de lograr que la delegación participará del reconocimiento” que se hará a Lara el próximo viernes en el Jardín del Adulto Mayor.

“Afortunadamente mostraron su interés y todo salió positivo, y hace ocho meses mandamos a realizar la estatua que, en esta ocasión, no se hizo con la clásica pose de mi papá, pues quisimos que tuviera una variante”, explicó Agustín al referirse a la figura que, en bronce, crearon Martín y Eric González.

Figura que se suma a todos los bustos, estatuas y reconocimientos que se han hecho al llamado Flaco de oro en todo el mundo y que ambos agradecen y coinciden que es “solo una forma de mostrar el cariño al maestro, al gran compositor que pertenece al pueblo”, por lo que aseguran que cuando alguien tiene la iniciativa de hacerle un homenaje al compositor, “nunca pedimos algo especial, al contrario, agradecemos la atención”.

Con una obra musical que registra 800 temas, mismos que lo han hecho inmortal, el heredero de Lara asegura que la inspiración de su padre sigue siendo garantía para quien lo interpreta. Y como ejemplo citó a “Natalia Lafourcade, quien es una de las más actuales; y, sin duda, su interpretación sirvió para que los jóvenes voltearán a escuchar las canciones de mi papá”, a través del disco María bonita, homenaje a Agustín Lara.

“También está Rodrigo de la Cadena, otro joven que está interpretando a mi padre, y bueno, yo estoy preparando un nuevo disco con algunos de sus temas”, compartió Agustín, quien tras probar suerte en el futbol en el equipo América, descubrió desde hace 32 años que su verdadera vocación se encontraba en la música.