Se extingue tradición del Chopo

Locatarios consideran que los cambios en la industria musical con los servicios de "streaming" le ha quitado identidad al bazar cultural del DF.
Los vendedores reconocen que los nuevos clientes buscan más ropa que música.
Los vendedores reconocen que los nuevos clientes buscan más ropa que música. (Sergio Bautista)

México

La digitalización de la música y el incremento en la comercialización de la ropa son elementos que pueden significar el fin de los tiempos para el Tianguis Cultural del Chopo.

Los locatarios fundadores afirman que esto puede suceder, después de ver cómo en los últimos meses ha disminuido la afluencia de gente que cada sábado solía visitar este singular bazar cultural, ubicado en las calles Sol y Luna de la colonia Guerrero, de la Ciudad de México.

“La tecnología ha terminado con la música. Los grupos ya no venden sus discos y la apuesta de ellos para sobresalir ahora son los conciertos, esa circunstancia ha hecho que la gente solamente quiera comprar el look de cada roquero, en lugar de apreciar lo que se oye”, comentó Abraham Ríos, quien desde 1980 tiene su puesto de libros y discos en el Tianguis Cultural del Chopo.

Estos cambios paulatinos que ha habido en la industria han provocado que algunos vendedores renten su lugar a otras personas más jóvenes, quienes los ocupan para ofrecer ropa de todo tipo.

“Muchos de los compañeros han tirado la toalla y  empiezan a rentar a cualquier persona, aunque no sepa cuál era el fin de este tianguis, que era darle difusión a todas las vertientes del rock. Ahora la nueva gente no lo ve así, trae cosas que nada tienen que ver con el rock”, indicó Ricardo Torres.

También, las tradiciones que se tenían anteriormente en el Chopo, como buscar o intercambiar una pieza musical se ha perdido. “La música ya está por todos lados, hasta el disco más difícil lo puedes conseguir en internet, se acabó el mito”, expresó Ríos.

Para Carlos Alvarado, ex integrante de la banda Chac Mool y actual encargado de la cultura en el tianguis, todo esto que ha venido aconteciendo es un problema grave que los desestabiliza; sin embargo, mencionó que las exposiciones y presentaciones en vivo de grupos independientes son su forma de resistencia.

“A la mayoría de los jóvenes no les interesa el coleccionismo, por eso nuestra apuesta son los shows; hay muchas bandas nuevas de diferentes ritmos que quieren tocar en el Chopo. Tenemos programados conciertos hasta enero del próximo año”, mencionó.

Alvarado destacó que en el Tianguis Cultural del Chopo han tocado grupos consolidados como Café Tacvba, Zoé, El Tri, División Minúsicula, Los Búnkers, entre otros, y esto les ha servido como una importante plataforma.

Javier Vera, otro de los miembros activos con más años en el sitio, apuntó que actualmente el Chopo es más valorado por la gente extranjera que por las propias personas que viven en México.

“La gente de afuera son los que más se maravillan del tianguis; por todo el intercambio de expresiones y de culturas que hay. Se llevan un chorro de cosas de aquí, vienen de Holanda, Bélgica, España, Estados Unidos, esto es único en el mundo”, dijo.

Otros factores

La proliferación de diferentes tipos de drogas y la inseguridad dentro del tianguis han sido un mal con el que los locatarios también han tenido que lidiar en los últimos tiempos.

Los vendedores aseguraron que tienen un acuerdo en el que está estrictamente prohibida la venta y consumo de alcohol y drogas; no obstante, personas de otras colonias llegan a invadir.

Se ha implementado una continua comunicación con la delegación Cuauhtémoc para que se realicen operativos vigilando la zona.

El lugar

La asistencia al tianguis ha disminuido alrededor del 40 por ciento en relación a hace cinco años, en el que llegaba a haber más de ocho mil personas por sábado.

La venta de discos es escasa, por lo que también algunos comerciantes se han dado a la tarea de ofrecer boletos de conciertos que se realizan en foros independientes.