Se entregan por completo a regios

Los integrantes de Phoenix ofrecieron un magistral show en el que no pudieron faltar los éxitos que los han colocado en los primeros lugares de popularidad en todo el mundo.

Monterrey

Phoenix entregó toda su energía al ritmo de rock alternativo la noche del jueves para complacer a sus más fervientes admiradores regiomontanos.

Con un viaje desde las guitarras rítmicas de sus inicios hasta los sintetizadores de hoy en día fue lo que presentaron los franceses a sus fans en el Auditorio Banamex.

Indiscutiblemente una velada sin igual que inició en punto de las 23:00, fue la que vivieron los asistentes que no dejaron de corear y bailar los 20 temas que conformaron el vasto repertorio musical que conformó su show.

“Monterrey, nuestro Monterrey. Comenzamos con esta fiesta llena de rock”, comentó Thomas Mars después de haber interpretado “Entertainment”, sencillo de su reciente álbum “Bankrupt!”.

Posteriormente sonaron los primeros acordes de “Lasso”, para solidificar los ánimos y el aforo del recinto.

La banda liderada por Thomas Mars logró apoderarse de la voluntad de los reunidos, con un juego de luces sincronizadas, una pantalla que cambiaba según la atmosfera de la canción, la variada gama de guitarras, además de una poderosa batería que sonaba desde del centro del escenario.

Los seis músicos en escena se entregaron a cada uno de sus fanáticos con melodías como “Trying to be cool”, “Drakkar noir”, “Chilorofrom” y “Consolation prizes”, que provocaron una gran ovación por parte de los presentes.

Acto seguido, la banda agradeció con palabras en español, inglés y francés las muestras de cariño.

La primera de las dos despedidas de Phoenix fue con las melodías “Armistice” y “1901”.

Pero fue con “If I Ever Feel Better” y “Rome”, temas de los más esperados por sus seguidores que finalmente dijeron adiós a los regios.

“Monterrey, los amamos con el alma”, concluyó Mars.

Los encargados de encender los motores con la bandera de México en la mano fueron los integrantes de Imagine Dragons, quienes aparecieron en el escenario a las 20:55, arrancando los gritos ensordecedores de los fanáticos, quienes no les importó quedar afónicos.

Dan Reynolds, Ben McKee, Dan Platzman y Weyne Sermon consiguieron de inmediato una gran aceptación por parte de la gente que pese a que era la primera vez que se presentaban en el país.

Luego de un breve intro, los acordes de “Round & round” se empezaron a escuchar para después llagar “Amsterdam”, “Tip toe”, “Hear me”, “Cha-ching” y “Rocks”.

Posteriormente una gran fiesta se vivió, pues Dan Reynolds en pleno concierto rompió dos de cuatro piñatas que estaban en el escenario donde aventó dulces al público que estaban al frente.

“Radioactive” fue el tema con el que a ritmo de mariachi, así como la versión original, concluyeron su show.