La despiden en íntimo funeral

La actriz, quien fue la primera mexicana en llegar a las finales de Miss Universo, murió por Pulmonía tras sufrir efisema pulmonar.

México

El último adiós a la actriz Ana Bertha Lepe, quien falleció ayer a causa de una neumonía, se desarrolló de manera íntima, entre amigos y familiares, sin que ninguna personalidad del medio artístico acudiera a dar el pésame.

Esther Quintana, quien se desempeñó toda su vida como asistente de la actriz que participó en cerca de 70 producciones fílmicas y una docena de melodramas, dijo que la ausencia de artistas se debía a que la mayoría de sus amigos, con los que había colaborado, ya habían muerto, como Julio Alemán y Joaquín Cordero, o estaban muy grandes.

“Antes de morir dijo que prefería que todo esto pasara rápido, no quería que le avisáramos a nadie de su deceso, porque afirmaba que ya nadie la conocía ni se acordaba de ella”, señaló Quintana.

Al acto luctuoso acudieron aproximadamente una docena de personas, entre ellas Atala Sainz, una de las ocho sobrinas de quien fuera la primera concursante mexicana en llegar a la final de Miss Universo en 1953. Sainz comentó que la última vez que la vieron fue el 27 de septiembre, y que se veía lúcida; aseguró que a partir de su retiro de las pantallas jamás dejó que se le tomara una foto.

“Quería recordarse como a ella le gustaba, con la belleza que la caracterizaba”, afirmó su sobrina, quien además apuntó que no se ha leído aún el testamento, pero que la familia está de acuerdo en que Esther Quintana se quede con las pertenencias y la casa de la fallecida, pues ella la cuidó toda su vida.

“Ojalá la recuerden por su trayectoria, y no por los escándalos que sacudieron su vida. Espero la recuerden por su sencillez y su belleza”, finalizó Quintana antes de entrar a la misa donde se le despidió con un aplauso.

Ana Bertha Lepe murió ayer por complicaciones de neumonía con su enfisema pulmonar a los 79 años de edad y sus cenizas reposarán en la catedral de Texcoco.

Claves

Época de oro

- El primer protagónico en el cine le llegó con Miradas que matan, junto al comediante Adalberto Martínez Resortes.

- Su última aparición en las pantallas fue en la miniserie Navidad sin fin en 2001.

- Participó al lado de actores de la talla de Cantinflas y Tin Tán, así como de El Santo.