'Chente' cantó en el Azteca y se escuchó en Guadalajara

El último concierto del Charro de Huentitán fue transmitido de manera simultánea en pantallas gigantes en los municipios de Guadalajara, Zapopan y Tlajomulco.
Una pantalla LED fue instalada a espaldas de La Minerva, en Guadalajara.
Una pantalla LED fue instalada a espaldas de La Minerva, en Guadalajara. (Mariana Hernández León)

Guadalajara

Grandes, chicos, ¿Quién no ha cantado una melodía de Vicente Fernández?. El charro de Huentitán se despidió de los escenarios lejos de la tierra que lo vio nacer, pero cerca de su gente, que coreó, aplaudió, gritó y disfrutó a su ídolo ranchero en una velada que no todos los días se presenta en la ciudad.

El último concierto del "Chente" fue transmitido de manera simultánea en pantallas gigantes en los municipios de Guadalajara, Zapopan y Tlajomulco; la Perla Tapatía lo hizo en uno de sus lugares más emblemáticos, los arcos de Guadalajara, a espaldas de La Minerva.

La gente comenzó a arribar a este punto desde las 19:00 horas para tener el mejor lugar y disfrutar a placer la transmisión en pantalla gigante.

La concurrencia no fue quizá la esperada, elementos de protección civil calcularon poco más de mil personas, pero todas ellas disfrutaron de la noche fresca que ofreció Guadalajara, el momento esperado llegó, y Vicente Fernández apareció en la pantalla vestido con un traje charro color negro con detalles en dorado y la gente, a pesar de no estar en el Estadio Azteca, le aplaudió y cantó con él a distancia sus canciones. 

Se realizó un operativo que desplegó a 130 elementos entre las corporaciones de seguridad pública, protección civil y los servicios médicos municipales.

Ante la falta de sillas por parte de los organizadores, cualquier lugar resultó ser bueno, hubo también quienes llevaron sus propias sillas plegadizas, una bolsa con botana y algunos refrescos para estar más cómodos.

Viven miles en Zapopan “El Adiós a un Grande”

Vicente Fernández, el Charro de Huentitán, no se sabe rajar y por eso al inicio de su concierto le dijo a su público que “Hasta que ustedes quieran, yo les voy a cantar”, con esta frase desató los aplauso de al menos 2 mil personas que acudieron a la Plaza de las Américas en Zapopan a ver la transmisión en vivo de su concierto de despedida.

A través de una pantalla gigante miles de personas fueron testigos del Adiós a un Grande de la música regional mexicana; atrás de la gran pantalla, conformada por 112 pequeñas pantallas de LED, lucía la Basílica de Zapopan, testigo de este momento que emocionó a los que ahí estuvieron, al pie del cañón para despedir a Don Vicente.

Para la transmisión de este evento, el equipo encargado colocó aproximadamente 600 sillas que desde las 18:30 horas comenzaron a ser ocupadas por la gente y al filo de las 20:30 horas se llenaron completamente.

La música de mariachi y la potente voz del oriundo de Huentitán, cuyos decibeles fueron opacados únicamente por los aplausos y vitoreos de tres generaciones, que desde la época de la radio, la televisión a color y los celulares, encontraron en las canciones de Vicente, un elemento común que compartir.

Como parte del operativo de seguridad, el ayuntamiento de Zapopan destinó 60 elementos de su corporación de Seguridad Pública, también tuvieron participación 10 elementos de Protección Civil y Bomberos mismos que también destinaron dos vehículos para este operativo, y en caso de presentarse alguna incidencia de salud, en el lugar hubo presencia de paramédicos de la Cruz Verde. 

Hasta el cierre de esta edición el concierto continuaba.