Solo hay una vida, tallas hay muchas

[MUSICÓPATA]
Meghan Trainor viene ganando puntos a favor de los cuerpos más rechonchos al triunfar con su canción "All About That Bass".
Meghan Trainor viene ganando puntos a favor de los cuerpos más rechonchos al triunfar con su canción "All About That Bass". (Luis M. Morales)

Ciudad de México

En el ambiente de la música internacional hay un predominio de las voces femeninas. Son muchas las estrellas: Taylor Swift, Ariana Grande, Iggy Azalea, Nicki Minaj, Katy Perry, Miley Cyrus, Selena Gomez, Beyoncé, Lorde, Christina Aguilera, Shakira, Rihanna y Meghan Trainor acaparan ventas y reconocimientos en sus respectivos géneros. Casi todas ellas lucen cuerpos esbeltos y bien torneados, sugiriendo que las chicas de figura un poco más rolliza queden fuera del juego visual de nuestro tiempo.

Sin embargo, entre todas ellas, Meghan Trainor viene ganando puntos a favor de los cuerpos más rechonchos al triunfar con su canción "All About That Bass", dedicada a la autoestima corporal de las chicas de talla más generosa, con la que debutó el año pasado y acaba de ganar uno de los premios importantes de Billboard a lo mejor de 2014.

Trainor, nacida en Massachusetts en 1993, se inició en la música desde niña. Compuso sus primeras canciones a los 11 años. En la secundaria aprendió a tocar guitarra, y en la preparatoria cantó y tocó la trompeta para la banda de jazz de la escuela. Se inscribió en la Berklee School Of Music para cursos de interpretación y en 2010 se graduó con honores ganando el concurso de composición.

Fue contratada por la editora Big Yellow Dog Music, empresa que colocó sus obras con artistas como Rascal Flatts, Macy Kate, Common Kings y Sabrina Carpenter. Pero Meghan quería ser cantante. A principios de 2014 la disquera Epic Records se interesó en ella y en junio del año pasado lanzó "All About That Bass", su primer sencillo en el que Meghan declara con orgullo que "no es una muñeca Barbie de silicón, pero tiene todo el boom-boom que los chicos quieren", reafirmando a todas las adolescentes gorditas que "cada pulgada de tu cuerpo es perfecta, desde abajo hasta arriba".

El video de "All About That Bass" ha sido una sensación en internet. Un mes después de su lanzamiento ya había acumulando más de un millón y medio de visitas en YouTube. El tema escaló rápidamente las listas de Billboard y se quedó en el primer lugar durante ocho semanas. Y con ventas superiores a los siete millones de copias fue uno de los temas triunfadores del año. Title, el álbum completo que contiene también el sencillo "Lips Are Moving", salió al mercado en enero de 2015 y ya alcanzó al primer lugar de su categoría en varios países.

No han faltado los críticos que acusan a Trainor de antifeminismo, pues en "All About That Bass" afirma que "a los muchachos les gusta tener más de donde agarrarse por la noche", sugiriendo que la perfección depende de la aprobación masculina, y que a pesar de su poderoso mensaje a favor de las chicas, el tema refuerza la idea de que los cuerpos femeninos existen para el placer del hombre, y que ser deseada por ellos es crucial en la autoestima de la mujer.

Sea como sea, el éxito de Meghan Trainor parece indicar que la balanza, antes inclinada a favor de las tallas pequeñas, ahora se contrapesa con la preferencia de millones de chicas que encuentran en "All About That Bass" el himno a favor de una figura oronda.