ENTREVISTA | POR MIGUEL CANE

Chris Pine Actor

Una nueva cinta de Jack Ryan, el agente de la CIA en las novelas de Tom Clancy, se estrena bajo la dirección de Kenneth Branagh y protagonizada por este joven actor.

“El trabajo te da de comer, no la fama”

México

¿Cómo piensan acercarse aquí a Jack Ryan? ¿Es algo completamente nuevo?

Lo es. Con esta película hemos tratado de darle un fondo más sustancial para que podamos entender por qué se mueve y piensa de la manera que lo hace. Ahora Jack Ryan está al principio de su carrera, es joven, es idealista y tiene mucho qué aprender. Esta vez solo se tomaron los personajes creados por Tom Clancy, pero la trama es algo completamente nuevo, un punto de partida.

Es la segunda vez que haces una saga, después de Viaje a las estrellas. ¿Es intimidante o retador?

Ambas cosas. Para mí es siempre más interesante empezar de cero, aunque siga los pilares básicos del personaje, y tratar de crear algo nuevo, diferente. Al igual que con el Capitán Kirk, por ejemplo, no puedo repetir lo que antes se conocía como Jack Ryan, aunque hay ciertas cosas que son fundamentales para el personaje; su integridad, su astucia, lo que lo hace un héroe, así como su amor por Cathy, que aquí aún no es su esposa, pero es definitivamente el amor de su vida. Esos elementos hacen al personaje entrañable, pero sí, es un reto que a veces espanta, el tomar un personaje célebre, y hacerlo tuyo. Ya me pasó con Kirk, pero ahora es diferente, la mitología en torno a este personaje es muy diferente.

¿Qué dirías que es lo que hace de ésta una saga tan icónica?

La verdad es que tiene un seguimiento enorme. Es, como te decía, diferente de las dos sagas de Viaje a las estrellas, que están en todas partes y tuvieron una reacción positiva y favorable, aunque ninguna de esas películas se hizo solo para los fans de la saga, sino para todos los públicos, para la gente a la que le gustan las películas de acción que además ponen en jaque su inteligencia. Jack Ryan es un personaje así; un héroe de acción que tiene que apoyarse más en sus instintos e inteligencia que en su fuerza, aunque recurre a ella si es necesario. Ha sido así desde los libros, creo que nuestro trabajo, el de los actores y del staff, está a la altura de lo que se espera, porque se hizo con respeto por el concepto de Clancy, aunque también es una historia totalmente original.

¿Qué puedes decir sobre esta nueva historia y cómo encaja Jack en esta saga?

Se trata de una trama muy potente, muy realista para ser una película de acción. Aquí se ha modernizado al personaje, pero la experiencia de Jack es la que muchas personas comparten. Él ha visto la guerra y cómo afecta a muchas personas; la película no toma eso a la ligera, la forma en que estar en Afganistán lo traumatizó y cómo esto lo lleva a tomar una dirección diferente en su vida. También comparte lo que todos compartimos, la tragedia del 11 de septiembre que es, por así decirlo, el final del siglo XX y el duro despertar del siglo XXI. Esto es parte indirecta pero crucial de la trama y del personaje, que pertenece ahora a esta generación. Por otra parte, está el factor humano del personaje, pese a que es muy inteligente y podría salvar al mundo de un desastre, tiene otros problemas más personales, una relación amorosa con Cathy que trata de mantener a flote, porque es lo más importante para él en otra arena, al final de cuentas, no es un superhéroe, Jack Ryan es un ser humano.

¿Cómo definirías, como actor, el trabajo de Kenneth Branagh?

Es todo un personaje, un hombre con una visión única en su trabajo. Soy admirador de sus películas, como director y como actor. Cuando llegó la oportunidad de trabajar con él fue una gran alegría para todos los involucrados. Con él como actor, uno siente que es libre, pero también todo esta cuidadosamente planeado. Lo fascinante es que, como además actúa en la película, su toque no se nota. Hace que tú creas que realmente estás en Moscú con él, al menos hasta que te dice "corte". Es una experiencia que me sorprendió. Nunca había trabajado con un director que también actuaba.

Podría decirse que te has consolidado en Hollywood. ¿Cómo sientes esta transición?

En parte estoy feliz, esta es una oportunidad que siempre esperas. Lo sé por que mis padres y mi abuela son actores, así que entiendo que solo se ofrecen buenas películas a un puñado de actores, el resto tiene que pelear para encontrar un trabajo que lo satisfaga y no solo pague la renta. Siempre he sabido que este es un negocio muy difícil, muy duro, aunque muchos piensan que por salir en una película ya eres famoso. La fama no te va a dar de comer, pero tu trabajo sí, y cuando te dedicas a esto, no puedes obsesionarte con el aspecto comercial de la industria sino con la calidad. En este negocio nunca sabes qué pasará mañana... igual, si me preguntas en cinco años cambio de opinión, pero te diré que no siento que ya me haya consolidado, que haya triunfado. Al contrario, apenas siento que esto comienza.

¿Entonces, contrario a lo que se podría esperar, no te ves como estrella de cine?

No. Me veo como un actor, que es mi oficio, lo que estudié y lo que amo. Mira, mi madre dice que la suerte florece, pero no dura para siempre, así que hay que aprovechar el día. Hasta ahora he estado muy enfocado en mi trabajo, apasionado al máximo con lo que hago y con la confianza necesaria para seguir adelante. Confiar en ti mismo es importante, es lo que necesitas para sobrevivir en un ambiente tan competitivo. Ahora, si puedo conseguir grandes papeles en grandes películas, pues entonces fantástico. Si no puedo... pues bueno, ya veré. Yo soy un actor, trabajo así, es como me gano la vida, así que no creo ser una estrella. Si sucede, trataría de no apartarme de la realidad: esa es la lección que aprendí de mi familia, y no voy a olvidarme de eso. Creo que es lo más importante: ser fiel a ti mismo en todo momento. D