Siguen la magia de Radcliffe hasta el final

El actor causó caos tras cancelarse la alfombra roja del filme ¿Solo amigos?, aunque hubo quien logró verlo.

México

En su primera visita a nuestro país, Daniel Radcliffe, protagonista de la saga Harry Potter, quedó sorprendido por la locura y fanatismo que provocó su sola presencia en México.

Gritos ensordecedores y una pasión desbordada por cientos de fanáticos fueron el común denominador que vivió ayer el actor inglés, quien vino a presentar su más reciente película ¿Solo amigos?

La estrella de Hollywood vivió en carne propia el caos que los seguidores mexicanos hicieron por querer estar tan solo unos segundos con él para tomarse una fotografía y recibir un autógrafo.

No obstante, el histrión solo pudo complacer a unos cuantos, pues la alfombra roja que se tenía prevista anoche en la plaza comercial Reforma 222 fue cancelada, por recomendación de Protección Civil, debido a la cantidad de gente que lo esperaba.

Solo las personas que tenían boleto para la preestreno fueron los afortunados de ver al joven actor, quien de forma breve se acercó a los asistentes para convivir con ellos, custodiado por  elementos de seguridad.

Radcliffe solo estuvo cinco minutos con ellos repartiendo sonrisas y firmando algunos libros y dibujos en el piso más alto del complejo comercial (donde se encuentran los cines).

Aplausos y porras se escucharon hasta alrededor de las 20:15 horas, cuando Daniel desapareció del ojo público para dirigirse a una de las salas y agradecer en español y con una hoja en la mano todo el apoyo que le han brindado sus fans.  

Visiblemente impresionado, el actor abandonó rápidamente el lugar dirigiéndose al hotel ubicado sobre Paseo de la Reforma, en donde se hospedó.

Horas antes, hordas de jóvenes con atuendos del mago y portando varitas mágicas, sombreros y bufandas quedaron decepcionadas, tras la suspensión de la alfombra roja a la que se esperaban a miles de personas.

“Estamos desde las 7 de la mañana y no es justo que de un momento a otro cancelen todo”, expresó Tania, quien no paraba de llorar al saber que no vería a su ídolo.

La gente que estaba desde temprano en el recinto se mostró molesta con la administración de la plaza comercial, porque aseguraron que no hubo una organización adecuada para el evento y eso provocó su suspensión.

Su afán por ver a Radcliffe desembocó en una peregrinación hacia el hotel donde se hospedaba el actor y durante todo el día hicieron guardia para verlo.