ENTREVISTA | POR ÁNGEL CARRILLO

Raúl Méndez Actor

Raúl Méndez, actor lagunero, asegura que más que temor de terminar etiquetado como el personaje de un programa, busca superar cada papel.

“Tenemos que empezar a quitar la palabra miedo de nuestro lenguaje”

El actor lagunero estuvo presente en el Fenacine y en una actividad especial con otros talentos para recaudar víveres.
El actor lagunero estuvo presente en el Fenacine y en una actividad especial con otros talentos para recaudar víveres. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El actor lagunero radicado en el extranjero, Raúl Méndez Martínez, considera que los mexicanos en general deben eliminar la palabra miedo de su vocabulario, ya sea por lo que sucede actualmente en el país o los retos personales que tienen cada día.

Afirma que en su caso, lo aplica en su labor profesional en la actuación y más que temor de terminar etiquetado como el personaje de una serie o programa televisivo, busca superar cada papel que hace.

Méndez Martínez, estuvo en la región para participar en el Fenacine, también para acudir a una actividad especial con otros talentos laguneros para recaudar víveres e insumos para los damnificados por el temblor que azotó hace unos días el sur y el centro de México.

AC.- Los actores tienen encomiendas muy serias y en tu caso, que eres originario de Torreón, te tocó personificar a un capo del narcotráfico, ¿cómo fue esto sabiendo que en tu tierra, la familia y los amigos la pasaron mal por una ola de violencia?

El trabajo del actor al final del día es no juzgar lo que el personaje hace o dice, sino justificar las acciones.

"Si algo presumo como lagunero es la infancia que tuve y ahora la atesoro en mi memoria porque ahora resulta difícil de encontrarlo".

Me podrás decir cómo hacer eso con una persona que hace daño a la sociedad, pero al final del día hay que entender los motivos por los que hay ciertas circunstancias como el narcotráfico, la impunidad y la corrupción que son cánceres que nos atañe en el país.

En mi caso es importante poner en la pantalla la realidad por la que atravesamos todos los mexicanos y es sumamente importante hablar de las cosas sin miedo.

Es un debate que se da, pero el hecho de que existan ‘narcoseries’, no quiere decir que exista el fenómeno del narcotráfico.

Es exhibir una parte de lo que sucede en nuestro país y lo que podemos hacer para que eso cambie. Evidentemente idolatrar a estas figuras es un tema de cada uno y entender que es una ficción.

Es importante poner el dedo en la llaga y decir qué está pasando, pero tenemos que hacer algo para cambiarlo y no esperar a que nada más lo hagan los políticos.

AC.- ¿Cómo tomaste la noticia de que en tu tierra existiera un desbordamiento de la violencia?

Me dio mucha tristeza, pues si algo presumo como lagunero o como torreonense es la infancia que tuve y ahora la atesoro en mi memoria porque ahora resulta difícil de encontrarlo, incluso en la misma provincia que preserva una cierta paz en comparación con las grandes urbes como Guadalajara o Ciudad de México.

Tuve la libertad de andar en bicicleta y crear un mundo imaginario. Cuando empiezo a ver todas estas muestras de violencia a una cuestión de poder y política me sorprende que como mexicanos nos permitimos llegar a eso.

Creo que ahora con el terremoto estamos viendo que somos más que esas personas que tratan de dañar la imagen o nuestro país. Tenemos que basarnos más en los buenos mexicanos que en los malos.

AC.- Dicen que nadie es profeta en su tierra y en tu caso es contrario porque eres alguien exitoso, pero ¿cómo ves el desarrollo del país en cuanto a la política?

"El trabajo del actor al final del día es no juzgar lo que el personaje hace o dice, sino justificar las acciones".

Se desconoce mucho la realidad porque desgraciadamente ahora con las redes sociales se puede manipular la información dependiendo de la historia que quieras contar.

De pronto la historia está tergiversada y falta que la agente al exterior en el mundo nos ayude a hacer conciencia. El temblor que sucedió nos está llamando a despertar del letargo en el que estamos y en el que esperamos a que los políticos hagan las cosas.

La imagen que estamos mostrando al resto del mundo en cuanto a seguridad nos está lastimando mucho, pero, la gente que conoce a México sabe que es un país de mucho cariño.

AC.- Volviendo a tu profesión como actor, ¿no te da miedo que te encasillen en algún personaje como lo es Chacorta?

Tenemos que empezar a quitar la palabra miedo de nuestro lenguaje, cuando dices miedo debes responder que no y que tengo un reto para superarme como actor y ser humano.

Evidentemente cuando interprete este personaje nadie tenía el conocimiento de la dimensión que alcanzaría esa serie. Esto sucede cuando hay un equipo que hace bien su trabajo y hablo en general.

Mi reto como actor es que la gente no se case con un actor. Si hoy fue blanco luego me voy al negro y ahora me toca un personaje que sigue vivo con un gran peso político.

La idea es que esto que ustedes ven sea un medio para interpretar historias y ponerme en los zapatos de diferentes personajes.


crc