"En primera plana", con Oscar y causa

El triunfo como Mejor Película en los premios de la Academia estadunidense para "Spotlight" regresa a los titulares uno de los más polémicos temas con los que el periodismo ha tenido que tratar.

Londres, enviada

Mark Ruffalo no solo interpretó al periodista del Boston Globe Mike Resendez en la película En primera plana, sino que acabó involucrado con la causa que el reportero, junto con todo el equipo de Spotlight, luchó para que saliera a la luz a principios de este siglo: el abuso por parte de ciertos curas y la falta de reacción de las autoridades eclesiásticas en Boston y el mundo al respecto.

Aunque Mark no ganó su estatuilla, la película sí se llevó el más grande galardón de la noche, pero desde antes, en una relajada platica que tuvimos con el actor que también interpreta Hulk, esto nos dijo.

“La reacción a la película ha sido increíble y la historia es muy poderosa; le lleva la trama al mundo de una manera completamente diferente. La respuesta es la mejor que yo he tenido, así que sí, son tiempos especiales. Es una película especial”.

Un día antes del Oscar, Mark se reunió con un grupo de personas que protestaban precisamente contra los hechos expuestos por la película en Los Ángeles. Y es que al terminar de hacerla este fue su sentir respecto a si se ha dado algún cambio.

“Creo que aun está ocurriendo y creo que poco a poco  empiezan a hacer cosas, pero la manera en la que está estructurada la iglesia y la secrecía, la forma en la que la gente hace reverencias a los curas hace que esto siga pasando, pero también creo que historias como ésta, y que se conozcan en el mundo están cambiando las cosas. No creo que la gente vaya a dejar a sus hijos solos con un cura con el mismo tipo de confianza total y falta de temor, que como lo hacían hace veinte años.

Según nos contó, lo que más le emocionó respecto a trabajar en la cinta, con Michael Keaton y Rachel McAdams, fue la reacción de la gente desde su estreno.

“Todas estas personas se acercan y me dicen ‘crecí por ahí’. Una mujer que es editora de una revista me dijo que su cura era el padre que sale en la película. Esto ha tocado muchas vidas. La gente se acerca a mí y me cuenta sus historias como nunca antes”.

En cuanto a su director, Tom McCarthy, la charla también fue más que amena, a pesar de lo álgido del tema en cuestión. Le preguntamos que si era complejo celebrar los éxitos y los premios de la película cuanto trata un tema delicado.

“Tienes razón, esa es una muy interesante yuxtaposición. Mira, hacemos lo que hacemos porque lo amamos. Amamos contar historias. Hacer películas. Es el trabajo el que más me envuelve y estoy más que feliz al hacerlo, pero el reconocimiento para la película por supuesto que es emocionante y creo que hay que celebrar el buen trabajo de todos.

“Eso es lo que hay que celebrar. Y el hecho de cosas como las que me dices, que en México la gente está hablando de la película y está creando ruido; me hace querer ir en este mismo momento a la Ciudad de México a sentarme a un cine con la gente y sentir la película”.

Respecto a que si tuvo alguna confrontación para poder realizar la producción, la respuesta fue bastante relajada. A diferencia de los periodistas, tanto en Boston como en México, que buscaban contar esta historia pocos fueron los obstáculos para que En primera plana se hiciera realidad y ahora ganadora del Oscar a Mejor Película.

“En realidad no hubo problema. Hubo ciertas instituciones y marcas que no querían estar afiliadas al filme, pero eso no es poco común en Hollywood. Simplemente hay quienes no quieren tomar ciertos riesgos”, dijo.

“Emocionante, no anticatólico”

El filme Spotlight, ganador del Oscar a Mejor Película, es “emocionante” y “no es anticatólico”, porque “da voz al horror y al dolor profundo de los fieles”, según el diario vaticano L’Osservatore romano.

Tras conocerse el galardón concedido al filme que narra la investigación periodística que destapó abusos sexuales a menores en la iglesia católica de Boston, el diario lamenta que no se mencione la “lucha larga y tenaz” del papa Benedicto XVI.

“Es verdad, en la narración no se da espacio a la lucha tenaz que Joseph Ratzinger, como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y como papa, emprendió contra la pedofilia en la iglesia”, se agrega.

“Pero en un filme no se puede decir todo y las dificultades que tuvo Ratzinger no hacen más que confirmar la tesis del filme, y es que a menudo las instituciones eclesiásticas no han sabido reaccionar con la necesaria determinación frente a estos crímenes”.                                       

(EFE/Ciudad del Vaticano)