Los premios “no significan nada, hasta que llegan”: Martín Hernández

El locutor que obtuvo una de las 9 nominaciones que "Birdman" logró para el Oscar habló de la macuerna con González Iñárritu desde su etapa en la radio.

México

Birdman, el experimento cinematográfico que logró Alejandro González Iñárritu y su equipo de producción, recibió nueve nominaciones al Oscar, entre las que destacan Mejor Película, Dirección, Actor, Fotografía y Edición de Sonido, áreas en las que se involucró talento mexicano.

El logro de González Iñárritu va de la mano con Martín Hernández, un mexicano que comparte y admira la visión del cineasta, con quien ha trabajado en conjunto desde hace años. Hernández pelea el Oscar a la Mejor Edición de Sonido, aunque considera que los premios no son prioridad.

“Desde luego que son importantes, pero si los premios no existen y no están en tus manos no significan nada, hasta que llegan; una vez que están en tus manos se agradecen y se comparten. Me siento honrado y con ganas de compartir”, dijo Martín Hernández en entrevista con ¡hey!

“Esto no se pensó en cuestión de premios, es un poco estresante porque estamos algo vulnerables; tal vez no pase nada, no tiene por qué, todos los nominados son grandes, pero sí hay cierta presión para lo que ocurra esa noche”, agregó el hombre detrás del sonido de Birdman.

Gane o no el Oscar a la Mejor Edición de Sonido, Hernández considera que el estar nominado y haber trabajado en el filme ya es un reconocimiento a su labor: “Recibo esta nominación con mucha emoción, porque Alejandro y yo hemos trabajado juntos desde toda la vida.

“Son muchos proyectos juntos, por eso me emociona más, porque comparto una complicidad con alguien a quien admiro”, agregó el sonidista respecto a la relación que mantiene con González Iñárritu desde que eran locutores; también ha trabajado con Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón.

Respecto al papel que este año dio la Academia a las secciones técnicas, Hernández considera que se trata de un cambio importante: “En los últimos años la Academia ha cambiado sus criterios, esos de hace setenta años que ya no tienen que ver con el ejercicio del cine de hoy”.

Aunque confesó que la anulación de la Banda Sonora, creada por Antonio Sánchez, para Birdman, fue un hecho que le dolió: “Es injusto que no se considere su trabajo como un Score Original, creo que emocionalmente lo es, la ejecución es impecable y creo que Antonio debió estar en la lista”.

“Son sectores diferentes los que eligen Sonido y Score, también los que nominan son diferentes; el sector que le tocó a Antonio tiene que ver más con músicos y compositores, es muy distinto a los que seleccionaron sonido y mezcla de sonido; al final, ahí está su trabajo”, agregó.

La pasión por el sonido

Actualmente Hernández forma parte del equipo de producción de Digging for Fire, donde comparte su labor en el sonido con Jaime Bacht; la cinta llegará a Sundance: “Esta película es más pequeña, no a todo mundo le gustan las películas así, para mí es un honor. Además, voy a trabajar en The Gunman, que se filmó en Sudáfrica con Sean Penn y Javier Bardem”, dijo. 

• • •

En México sucede el cine más importante de Latinoamérica: Gabriel Serra

Con un primer cortometraje como director y 30 años de edad, Gabriel Serra obtuvo su primera nominación al Oscar, gracias al cortometraje documental La parka, proyecto que nació en 2011 en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), donde el nicaraguense buscó especializarse en fotografía y cine.

“Fue una oportunidad grande haber llegado al CCC y una buena decisión haberme ido a México, porque es el lugar donde está sucediendo el cine más importante de Latinoamérica, donde están los directores y fotógrafos más importantes y donde la educación es de alto nivel, con un método pedagógico de enseñanza que no tiene nada que envidiarle a ningún lugar del mundo”, dijo a ¡hey! vía videoconferencia el director de La parka.

El cortometraje presenta la historia de Efraín Jiménez, un hombre que trabaja en un rastro en el Estado de México. A través de su labor reflexiona sobre la vida y la muerte; lo complicado de su trabajo, la perdida personas y su familia, en su obra de casi 30 minutos.

“Yo quiero que la gente pueda reflexionar sobre el tema de la muerte, sobre el tema de las condiciones humanas, sobre el tema de los oficios, y un poco generar sensaciones a través de la imagen y el sonido, poder meterte en la vida de esta persona y después salirte de ahí para poder pensar en el mundo, en la carne, en la violencia de México en la actualidad, en la violencia de Ayotzinapa. Una serie de cosas que son importantes para los mexicanos”, concluyó Gabriel Serra.

Omar Ramos/Ciudad de México

• • •