Filman película sobre el papa Francisco

"Call me Francesco" ("Llámenme Francisco") propone un recorrido por la vida del primer papa latinoamericano, y su estreno está previsto para mediados de diciembre. 
Francisco saluda a presentes al llegar a liderar la audiencia general en la sala de Pablo VI en el Vaticano.
El Papa Francisco. (Reuters)

Buenos Aires

La desenfrenada década de 1960, la dictadura militar en la de 1970 y el estallido social de fin de siglo en Argentina son las pistas que ha seguido el director italiano Danielle Luchetti para adentrarse en la trayectoria del papa Francisco en "Call me Francesco", una de las primeras películas sobre la vida del líder de la Iglesia católica.

"Quiero explicar por qué este hombre es así, su recorrido, sus dudas, los puntos de fuerza de su vida en un país difícil como Argentina", dijo Luchetti en rueda de prensa en Buenos Aires, donde a mediados de enero comenzó la filmación de esta coproducción ítalo-argentina.

"El Papa no quiere que lo representen como una estampita", sostuvo el director, aunque los productores aclararon que no tuvieron contacto con el Vaticano para el rodaje de la película.

"Call me Francesco" ("Llámenme Francisco") propone un recorrido por la vida del primer papa latinoamericano, el cual comienza en 1963 con sus primeros años de sacerdocio y continúa con la violencia política de la década de 1970 y la feroz dictadura militar que le siguió.

Igual de trascendente en su vida fue la crisis social que estalló en 2001, en la que como cardenal de Argentina buscó apoyar a las "víctimas" del modelo neoliberal de la década de 1990.

El actor argentino Rodrigo de la Serna interpretará al joven Jorge Mario Bergoglio, mientras que el chileno Sergio Hernández lo interpretará en la adultez hasta el cónclave que lo eligió pontífice en marzo de 2013.

"Ser contemporáneo al Papa me pone en un lugar de muchísimo miedo. Yo sé el peligro que conlleva este trabajo", admitió De la Serna, quien interpretó al recordado compañero de aventuras del Che Guevara en "Diarios de Motocicleta". Pero "es una oportunidad única en mi vida, un personaje muy interesante para ser actuado, complejo y simple a la vez".

Por su parte, Hernández calificó como un "premio" a su carrera la oportunidad de interpretar a Francisco y destacó que el desafío es "proyectar la humildad y sencillez del Papa".

Con un presupuesto de 10 millones de euros, el rodaje comenzó en Buenos Aires y continuará en las próximas semanas en Munich y Roma.

En coincidencia con esta película, también se está filmando en Buenos Aires una basada en el libro "Francisco. Vida y revolución" de la periodista argentino-italiana Elisabetta Pique y protagonizada por al actor argentino Darío Grandinetti.

El estreno de "Call me Francesco" está previsto para mediados de diciembre.