Líbano quiere prohibir estreno de 'Mujer Maravilla'

El Ministerio de Economía piensa cancelar el estreno de la cinta debido a que la protagonista, Gal Gadot, es israelí, país que tiene conflictos políticos con Líbano.
Gal Gadot será la protagonista de esta nueva versión de la historia.
La protagonista es israelí, país que tiene conflictos con Líbano. (Especial )

Beirut

El Ministerio de Economía libanés quiere que se prohíba la película Wonder Woman porque la protagonista, Gal Gadot, es israelí, pero todavía no ha formulado un pedido formal, dijo un agente de seguridad libanés.

La veda requeriría una recomendación en tal sentido por una comisión de seis ministerios, pero ese proceso tampoco ha comenzado, aseguró el agente, que habló bajo la condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con la prensa.

TE RECOMENDAMOS: La 'Mujer Maravilla' tiene su premier en México

El preestreno de la película de la Mujer Maravilla está previsto para el miércoles en al menos una sala en Beirut. Los avisos espectaculares del filme han aparecido por toda la ciudad.

Una ley vigente desde hace décadas prohíbe la venta de productos israelíes, así como los viajes de ciudadanos libaneses al estado judío o contactos con israelíes.

Un grupo llamado Campaña de Boicot a Partidarios de Israel-Líbano se ha manifestado contra la exhibición de la película. Un mensaje en su página de Facebook elogió la posición del ministerio. Dice además que Gadot fue soldado del ejército israelí y ha expresado su apoyo a la política militar de Israel frente a la Franja de Gaza, el territorio palestino gobernado por la milicia Hamas.

En un mensaje ampliamente compartido en su página de Facebook, Gadot elogió a las fuerzas armadas israelíes durante la guerra con Gaza en 2014 y rezó por los soldados israelíes "que arriesgan sus vidas para proteger a mi país de los actos horrendos realizados por Hamas".

Las autoridades en el Ministerio de Economía libanés no respondieron de inmediato a los pedidos de declaraciones. El agente de seguridad dijo que la decisión final correspondía al ministro del Interior, tras recibir la recomendación de los seis ministerios.


vmm