Diplomáticos se oponen al nombramiento de la ONU para La Mujer Maravilla

Decenas de funcionarios y diplomáticos protestaron desde el público por el nombramiento del personaje de DC Cómics dándole la espalda y, en algunos casos, alzando el puño.
Mujer Maravilla.
Mujer Maravilla. (EFE )

Naciones Unidas

La Mujer Maravilla es desde hoy embajadora de la ONU para el Empoderamiento de las Mujeres y Niñas, un título que ha situado a la heroína de los cómics en el centro de una polémica que divide a la organización internacional.

Para Naciones Unidas, el personaje es un símbolo ideal para hacer llegar a nuevas audiencias sus mensajes en favor de la igualdad. Pero numerosas personas dentro y fuera de la organización opinan exactamente lo contrario y se han movilizado para hacerse oír.

"La Mujer Maravilla es un icono. Desde su nacimiento hace 75 años ha sido conocida por su compromiso con la paz, la justicia y la igualdad", defendió hoy la secretaria general adjunta de Comunicaciones e Información Pública de la ONU, la española Cristina Gallach, en el acto para presentar la campaña.

Mientras ella hablaba, unas decenas de funcionarios y diplomáticos -en su mayor parte mujeres- protestaban desde el público dándole la espalda y, en algunos casos, alzando un puño.

En la protesta participó la embajadora de Nicaragua ante la ONU, María Rubiales, que explicó a Efe que las mujeres de su país "no se sienten representadas por La Mujer Maravilla".

"Quisimos venir hoy aquí a demostrar que realmente nosotras no estamos a favor de esto. Hay miles, millones de mujeres en el mundo que pueden ser un ejemplo para todas", defendió.

Antes, los contrarios al nombramiento se habían concentrado en los pasillos de la sede de la ONU con carteles en los que podían leerse lemas como "No a La Mujer Maravilla", "Las mujeres merecen una embajadora real" o "No soy una mascota".

En los últimos días, algo más de mil personas han respaldado una petición en internet contra la decisión de Naciones Unidas.

Según sus impulsores, aunque originalmente La Mujer Maravilla podía tener un mensaje feminista, "la versión actual del personaje es una mujer blanca de proporciones imposibles, grandes pechos, ligera de ropa".

"Es alarmante que Naciones Unidas considere usar un personaje con una imagen abiertamente sexualizada en un momento en que los titulares en Estados Unidos y el mundo señalan la cosificación de las mujeres y niñas", apuntan.

Para muchos, el momento tampoco ha sido el más adecuado, justo después de que nuevamente la ONU haya elegido a un hombre, Antonio Guterres, como próximo secretario general.

WomanSG, una campaña que defendió muy activamente durante los últimos meses la selección de una mujer para el puesto, también ha pedido dar marcha atrás al nombramiento de La Mujer Maravilla y sustituirla por una mujer real.

"WomanSG está extremadamente decepcionada porque la ONU haya decidido usar a una versión musculada de la muñeca Barbie como símbolo para representar globalmente la igualdad de género", señaló en un comunicado.

Mientras tanto, Gallach insistió hoy en que La Mujer Maravilla ayudará "a alcanzar a nuevas audiencias con mensajes esenciales sobre el empoderamiento y la igualdad" y defendió este tipo de trabajo con socios nuevos y poco convencionales.

La responsable dijo a los periodistas que la ONU es consciente de las preocupaciones que ha generado la decisión y aseguró que se ha reunido con algunos de los críticos para abordarlas.

Con respecto a la apariencia de La Mujer Maravilla, Gallach consideró que lo "importante son los valores y la sustancia que representa".

Por su parte, el portavoz de la organización, Stéphane Dujarric, recordó que la ONU tiene también a muchas mujeres reales como embajadoras honoríficas.

Entre otras personalidades, Naciones Unidas colabora en asuntos de género con la reina Matilde de Bélgica, las activistas Graça Machel y Alaa Murabit y las actrices Emma Watson y Charlize Theron.

El nombramiento de La Mujer Maravilla forma parte de una campaña para promocionar las metas sobre igualdad de género incluidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados el pasado año por la comunidad internacional para sustituir a los Objetivos del Milenio.

Según Naciones Unidas, llamará la atención sobres los logros colectivos que son posibles a través del empoderamiento de la mujer y recalcará que todos los individuos pueden tomar medidas a su favor.

En el acto celebrado hoy en la sede de la organización participaron, entre otros, las actrices Lynda Carter -que hizo de La Mujer Maravilla en televisión durante los años 70- y Gal Gadot –que actualmente es el rostro de la heroína y que la encarnará en una nueva película cuyo estreno está previsto para 2017-.

ES